Jubilados de Veracruz realizan manifestaciones

Los ex burócratas del Instituto de Pensiones del estado exigen el pago a tiempo de sus sueldos y pensiones y la entrega de las cuotas sindicales. 

Veracruz

Derechohabientes activos y jubilados del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) se manifestaron con marcha y bloqueos de protesta en Xalapa, para exigir el pago a tiempo de sus sueldos y pensiones y la entrega de las cuotas sindicales que les descuentan, pero no entregan a las organizaciones sindicales desde hace más de 10 meses.

Los ex burócratas del gobierno estatal bloquearon la avenida Arco Sur frente a las oficinas del IPE donde gritaron consignan contra funcionarios del organismo porque no les están pagando sueldos y pensiones en tiempo y forma.

Los integrantes de la Coalición de Pensionistas del IPE y el Frente Estatal de Defensa del Instituto de Pensiones del Estado exigieron que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) realice los depósitos de las cuotas sindicales que descuentan a sus agremiados.

Luis Alonso Polo Villalobos al frente de los manifestantes, se plantaron primero frente al IPE y de allí se trasladaron hasta el centro de Xalapa, en la Plaza Lerdo.

En las mantas se leían reclamos como el del hecho de que "El IPE no está quebrado, solo mal administrado".

Polo Villalobos precisó que el verdadero problema del IPE es la corrupción con la que se ha manejado durante años por parte de los gobiernos, "era un instituto con solvencia, ahora, nos dicen que no les alcanza, es inaceptable que por casi un año nos hayan retenido las cuotas sindicales que puntualmente, quincena tras quincena han sido descontadas a los trabajadores, por eso queremos que nos expliquen donde queda el dinero".

El gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, admitió días atrás que el Gobierno estatal aporta 180 millones de pesos mensuales como subsidio al IPE porque sus recursos propios no alcanzan para pagarle a jubilados y pensionados, pues las aportaciones no son suficientes.

De las cuotas de trabajadores en activo más las aportaciones patronales, la Secretaría de Finanzas y Planeación ingresa alrededor de 200 millones de pesos mensuales, mientras que las jubilaciones y las pensiones cuestan al Gobierno en total 380 millones de pesos.

El problema se agudiza, pues después de la Reforma Educativa se incrementó en un 500% el número de maestros que se han jubilado, ante el temor de quedarse sin este beneficio en un futuro próximo.

Manuel Arellano Méndez, secretario general de la Sección 56 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) advirtió que en el 2014 la jubilación de trabajadores afiliados al SNTE se elevó un 500 %, lo que implica un crecimiento en el pago de pensiones, no solo del IMSS, sino también del IPE.