La pelea en Puerto Escondido por playa y palmeras

La ampliación del bulevar incluyó trasplantar palmeras de un área protegida, lo que originó que la Profepa cancelara la obra, impusiera una multa al municipio y ordenara la comparecencia del ...

Oaxaca

La ampliación de un bulevar en la playa Zicatela de Puerto Escondido, Oaxaca, ha generado una disputa entre los vecinos de la zona y el presidente municipal de Santa María Colotepec, quien inició la obra y a quien acusan de actuar arbitrariamente por generar un daño ecológico al reubicar decenas de palmeras.

La obra para ampliar el paso, conocido como El Adoquín, inició el pasado 23 de marzo y fue clausurada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que impuso una multa al municipio de 3 millones 364 mil 500 pesos y además citó a comparecer al alcalde Carmelo Cruz.

El delegado estatal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Tomás González, aseguró que la obra no fue consensuada con la autoridad federal y que la zona impactada pertenece a un área protegida.

Por ello, los vecinos inconformes se han agrupado en un Comité de Defensa Ciudadana para exigir que la obra se detenga y que se les explique cuáles serán las afectaciones.

Actualmente, la calle Del Morro está terminada hasta la colonia Brisas de Zicatela y se pretende ampliarla hacia el sur, sin que se conozca el trazo final.

El alcalde de Santa María Colotepec, Carmelo Cruz, aseguró que la obra cuenta con el aval de 66 delegados municipales y consideró que la Profepa comete un abuso de autoridad.

Además, dijo que la obra no invade terrenos federales y detalló que existen construcciones en la zona que violaron la ley al amparo de administraciones anteriores.

Mencionó que la ampliación no daña la zona federal porque está "a más de 100 metros de la última ola. Son 20 metros de zona federal, pero nosotros estamos en terrenos ganados al mar y en zona comunal".

Aseguró que las dependencias "obedecen a intereses de los ricos. Yo hago un llamado a los delegados de la Semarnat y de la Profepa a que no se dejen manipular por el interés de dos o tres ricos, porque nosotros representamos el interés de más de 30 mil ciudadanos y que exigimos el derecho de vía, el derecho de paso".

Recordó que la obra inició con un trabajo comunal —conocido como tequio— en el cual participaron más de mil 500 personas, apoyadas por maquinaria pesada y policías municipales.

"Sí afectamos el interés de dos o tres ricos que están preocupados, molestos, pero aquí estamos hablando del interés común. Hay un proyecto que se llama Paseo Bicentenario Punta Zicatela."

El munícipe negó que haya agredido a vecinos durante estos trabajos y dijo estar dispuesto a dar información, aunque sentenció: "No tengo por qué comunicar un acuerdo de mi pueblo".

Exhibió un acta de sesión cabildo con las firmas de 66 delegados municipales que avalan la obra, aunque se negó a proporcionar una copia.

Destacó que las palmeras de la zona solo fueron trasplantadas, por lo cual no se generó ningún daño ecológico.

En tanto, en la colonia Brisas de Zicatela, MILENIO realizó un recorrido donde se observó que decenas de palmeras fueron trasplantadas para abrir espacio al bulevar.

Ahí, una de las vecinas, Jacqueline Ramos, dijo que el inicio de la obra tomó por sorpresa a los colonos y señaló que si bien no se oponen al progreso, es necesario que se les informe sobre los detalles y su impacto ambiental.

En esa misma zona otros colonos formaron un Comité de Defensa Ciudadana.

Una vecina que pidió no revelar su identidad dijo que el domingo 23 de marzo, el edil Carmelo Cruz Mendoza "llegó arbitrariamente con un grupo de personas con machetes, armadas y con muchos delegados y vecinos de la playa Zicatela y entró, por la fuerza, con maquinaria para supuestamente continuar con el bulevar, cuando a nosotros, que somos los propietarios de los terrenos, no nos informó nada".

Mi hijo y yo intentamos tomar fotografías, pero fuimos agredidos, acusó.

"Nosotros estamos en la mejor disposición para el desarrollo de Zicatela, pero necesitamos llegar a un arreglo", declaró la vecina.

El Comité de Defensa Ciudadana ha solicitado el apoyo de la Marina, Ejército y policía estatal para resguardar la zona, porque acusan que el alcalde "se mete en una zona federal.

Durante los próximos días, el alcalde de Santa María Colotepec, Carmelo Cruz, deberá comparecer ante la Federal de Protección al Ambiente para explicar los detalles de la obra que hoy se encuentra clausurada.