• Regístrate
Estás leyendo: Pedí no inaugurar: Graco; descarta SCT ‘culpables políticos’
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 07:45 Hoy

Pedí no inaugurar: Graco; descarta SCT ‘culpables políticos’

El gobernador afirma haber planteado sus dudas sobre la celeridad de la obra.

Publicidad
Publicidad

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, advirtió al secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, y al propio presidente de la República, Enrique Peña Nieto, que la obra del Paso Express de Cuernavaca aún no estaba terminada, por lo que les pidió que pospusieran la inauguración.

En tanto, durante su comparecencia en el Senado, el titular de la SCT aseguró que no dejará “el barco a media agua” y el tema del socavón no terminará con un “sacrificio político”, por lo que se deben establecer responsabilidades a los culpables.

En entrevista con Carlos Puig para MILENIO Televisión, Graco Ramírez aseguró que vía telefónica cuestionó a Ruiz Esparza sobre la inauguración que le notificaron 24 horas antes y que durante la ceremonia les insinuó que debían tener cuidado.

“En 24 horas acordaron que se inaugurara, me habló a mí Óscar Callejo (subsecretario de Infraestructura) para decirme que se iba a inaugurar y le dije: ‘Oye, Óscar, no se puede inaugurar eso, no está terminado.

El funcionario de la SCT le respondió que debía realizarse, ya que estaba próximo el periodo vacacional de Semana Santa y esa vía debía estar en funcionamiento.

“¿Pero cómo van a llevar al Presidente a inaugurar esto así?, le falta todavía, lo cuesioné y contestó: ‘No, lo terminamos inmediatamente, ya faltan cosas de detalle’”.

Graco Ramírez contó que el día de la inauguración, él se encontraba en una reunión en Ciudad de México que no pudo posponer. Incluso, el Estado Mayor Presidencial se comunicó con él para informarle que Peña Nieto lo esperaría para llegar juntos al evento.

“Llegué con el Presidente una hora tarde y le planteé mis dudas de que termináramos esto, se lo dije con toda franqueza el mismo día.

Graco recordó que en el evento fue claro al mencionarle al secretario de la SCT, frente al propio Enrique Peña Nieto, que “aquí hubo lamentablemente muchas víctimas en la construcción de este tramo y, segundo, faltan algunas cosas todavía; casi insinuando que hubiera cuidado, aunque es una obra muy importante, pero había el compromiso de terminar rápido”. Además, ese mismo día había tierra y materiales de construcción a un costado, incluso se inauguró sin ningún tipo de señalización.

Desde 2016, a través de la Comisión Estatal del Agua, advirtieron del riesgo de la tubería y mediante un oficio argumentaron técnicamente el peligro de que no fuera sustituido.

Señaló que en su comparecencia ante el Senado programada para hoy, demostrará que incluso dos días antes, empezaron a ver que una de las paredes estaba colapsando y le inyectaron concreto para sostenerlo, lo que tapó el tubo.

Ante las sospechas de que no se hubieran hecho los trabajos pertinentes ante la premura por inaugurar la obra, Graco solicitó a los titulares estatales de la Conagua y Obra Pública que revisaran junto con Protección Civil el estado el tubo y se comprobó que no fue cambiado.

“Sí dije: ‘Qué barbaridad, qué irresponsabilidad’. Y no hubo lluvias extraordinarias ni hubo más basura de la que ha habido siempre”.

Agregó que tiene documentadas cada una de estas peticiones y que las presentará frente al Senado para demostrar la negligencia con que actuaron la SCT y el gobierno federal.

Respecto a las acusaciones de Ruiz Esparza, quien sostuvo durante su comparecencia que él acudió el día de la tragedia y Graco no, el gobernador de Morelos afirmó que el secretario no resolvió nada con su presencia, no atendió a las víctimas y solo acudió “por una cuestión escenográfica” sugerida por sus asesores.

“Hoy me sorprendía, escuchaba a Ruiz Esparza que decía que no podía bajarse del barco porque va la mitad del camino, pero no se ha dado cuenta de que ese barco ya se hundió”.

“ENFRENTAMOS LA EMERGENCIA”

Durante una reunión de trabajo en el Senado, el secretario de la SCT fue duramente cuestionado por su probable responsabilidad en el accidente que cobró dos vidas y dijo que ha dado la cara en todo momento.

Consideró importante que “no haya un responsable político, que haya un culpable si hubo omisiones, si hubo errores que sean los culpables los que hagan frente, y no dejar esto resuelto con un sacrificio político.

“No es momento de abandonar el barco a media agua”, añadió.

“En ningún momento se han repartido culpas ni señalado responsables, aunque debo informarles que tanto el dictamen de peritos independientes como las instancias externas a la SCT han emitido opinión sobre el tema, sí han señalado posibles responsabilidades de diferentes actores”, dijo.

Al ser cuestionado por el senador del PT, David Monreal, sobre si la SCT ha evaluado la posibilidad de revocar todos los contratos de construcción que les han sido otorgado a las empresas involucradas, Ruiz Esparza respondió que hay obras asignadas de manera separada para Epccor y para Aldesa en el caso del nuevo aeropuerto.

“Estaremos esperando la decisión de la Secretaría de la Función Pública (SFP) para que si se determina el error que pudieron haber cometido las empresas en alguna fase constructiva, en este caso en el kilometro 93.8, ella será la que determine si surge una inhabilitación para las empresas en otros contratos. Nosotros lo que haremos es obedecer y acatar lo que disponga la SFP”.

A su vez Minerva Hernández, diputada del PAN, pidió al funcionario federal ponerse en el lugar de las víctimas, a lo que éste aclaró que fue Protección Civil estatal quien pidió que nadie más interviniera. “La SCT llegó a apoyar a Protección Civil estatal y nos pidió que proporcionáramos dos grúas y se brindó el apoyo”.

Añadió que hicieron frente a la emergencia y a los deudos de los fallecidos, quienes murieron porque su vehículo cayó en el socavón en julio pasado. También, dijo, atendimos a los vecinos con la información que requerían.

Reveló que no es la primera vez que enfrentan problemas de socavones, ya que en marzo de 2017 en Huixquilucan fallecieron cuatro empleados de una constructora.

Los legisladores señalaron que hace un año en el tramo Cancún-Playa del Carmen también se hundieron 500 metros por filtraciones de agua de una tubería debajo de la carretera.

“No tenemos la exclusividad en el Paso Express; recuerdo que al día siguiente o a los dos días aquí mismo en la capital se presentó uno (socavón) en el Metrobús, por el problema de las lluvias”, expresó.

Con información de: Eduardo de la Rosa, Silvia Arellano, Selene Flores y Jannet López.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.