Damos el perdón, pero queda el daño: víctima de pederastia

Alberto Ayala, quien sufrió abuso por parte del cura Eduardo Córdova en San Luis Potosí, afirmó que el perdón que pide la Iglesia “es un compromiso con las víctimas como una señal de esperanza”.
Alberto Ayala, víctima de pederasta en entrevista con Azucena Uresti (Milenio Televisión )

Ciudad de México

Alberto Ayala,quien sufrió abuso por parte del cura Eduardo Córdova Bautista, afirmó que el perdón que la Iglesia pidió le es otorgado por parte de las víctimas, sin embargo la reparación del daño queda pendiente.

“Como seres humanos tenemos que otorgar el perdón, pero la reparación del daño queda pendiente para las personas que quedaron dañadas”, dijo.

En entrevista con Azucena Uresti para MILENIO Televisión, consideró que “es un primer paso" que la Iglesia pida el perdón de las víctimas, ya que "es un compromiso con las víctimas, como una señal de esperanza”.

Dijo que ser víctima de pederastia no solamente significa temor o miedo, sino que también existen daños psicológicos e incluso algunas de las víctimas tienen que cambiar de residencia o religión, aunque viven con un sentimiento que no quieren expresar.

“No es fácil otorgar el perdón para una persona que hizo tanto daño, si la iglesia lo perdona, tendremos que poner nuestro granito de arena”, aseveró.

Indicó que existe una gran desconfianza entre la Iglesia y las víctimas, por ello confían más en las autoridades que en la misma institución religiosa.

Consideró que el arzobispo tendrá que rendir cuentas ante la justicia, aunque todavía están en proceso las diligencias, y en los próximos días se girará la orden de aprehensión en su contra.

Eduardo Córdova Bautista es acusado por los delitos de abuso sexual calificado, corrupción de personas menores de 18 años y privación ilegal de la libertad.

Ante las acusaciones, el arzobispo Jesús Carlos Cabrera pidió el perdón de las víctimas.