Tengo miedo de pasar, pero no hay de otra: usuario del Paso Express

Luego de los trabajos de reparación en el kilómetro 93+800 de la carretera México-Acapulco, hoy circulan vehículos ligeros y autobuses de pasajeros por sólo dos carriles.

Cuernavaca, Morelos

Enojo, pero sobre todo miedo, es lo que expresan los automovilistas que circulan este lunes por el Paso Express, donde hace apenas cinco días dos hombres perdieron la vida al caer su automóvil dentro de un socavón, de ocho metros de diámetro, que se abrió en la vialidad por el reblandecimiento del suelo.

Luego de los trabajos de reparación en el kilómetro 93+800 de la carretera México-Acapulco, hoy circulan vehículos ligeros y autobuses de pasajeros por sólo dos carriles. Los ocho restantes continúan cerrados.

TE RECOMENDAMOS: Víctimas de socavón murieron por asfixia

“Llevo más de 40 minutos. Sí, tengo miedo de pasar pero no hay de otra, por donde quiera hay tráfico”, dice Juan Gutiérrez, taxista de Morelos.

Él no es el único que atraviesa por esta vialidad con miedo. Un padre de familia, quien cada fin de semana utiliza el Paso Express, reconoce que tiene temor de que pase algo, pero sus labores hacen que sea necesario pasar por esta vía.

“El socavón es la consecuencia de que estén mal hechas las cosas", es lo único que alcanza a decir antes de pisar el acelerador.

Además del miedo, el enojo por el aumento del congestionamiento vial también es latente. Un recorrido que se hacía en 15 minutos ahora requiere de 40, por la cantidad de carriles que siguen cerrados.

"Una obra que tanto dinero costo para el pueblo y vea las consecuencias.  No me parece justo. Es una falta de respeto del gobierno hacia la ciudadanía ", dijo uno de ellos.

MCM