A consulta ciudadana, instalación de parquímetros en la ciudad de Oaxaca

Las autoridades calculan que hasta 60 mil vehículos se estacionan en el Centro Histórico.
El Centro Histórico de la ciudad abarca 40 calles.
El Centro Histórico de la ciudad abarca 40 calles. (Jorge Carballo)

Oaxaca

El ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca alista  de nueva cuenta la instalación de parquímetros en la zona del Centro Histórico para regular y controlar el auge vehicular, previa consulta a la ciudadanía.

En 2006 la instalación de los equipos por parte de los gobiernos de Ulises Ruiz y del alcalde Jesús Díaz provocó una abierta confrontación con la sociedad, al grado que la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE ) y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) retiraron por la fuerza las máquinas, ya que, aseguraban, se impusieron de manera unilateral.

Cinco años después el alcalde Luis Ugartechea pretendió revisar la propuesta de parquímetros, pero de nueva cuenta hubo marchas ciudadanas contra la medida, lo que obligó a cancelar el proyecto.

De acuerdo con la Comisaría de Seguridad Pública y Transito Municipal Metropolitana,  en el estado hay un padrón de 150 mil vehículos que circulan diariamente en la ciudad de Oaxaca y poco más de 60 mil que se estacionan en las calles del Centro Histórico.

Un informe de la Dirección de Patrimonio Histórico en el ayuntamiento de la capital precisa que en la zona catalogada como Centro Histórico, que abarca un perímetro de 40 calles, hay un padrón de al menos 200 estacionamientos.

El presidente municipal de la capital oaxaqueña, Javier Villacaña, dejó claro que solo se decidirá la instalación de parquímetros, si la ciudadanía lo decide en consulta abierta.

El munícipe aceptó que ha recibido la solicitud de diversos sectores, particularmente de empresarios y comerciantes de mercados públicos para enfrentar el tema del estacionamiento público, tomando en cuenta la saturación de vehículos.

“Ellos me han propuesto que revisemos y reconsideremos nuevamente el tema de los parquímetros, les he dicho que hagan la solicitud formal para empezar a darle trámite”.

Abundó que si lo solicitan, se habrá de someter a consulta para ver la probabilidad de instalarlos mediante un esquema de transparencia.

Dijo que el tema es álgido y como alcalde “lo que menos quiero es meterme en un brete.

 “Hay comerciantes establecidos que se han manifestado a favor de los parquímetros, incluso comerciantes del 20 de Noviembre están de acuerdo, porque hay personas que dejan sus vehículos estacionados todo el día, mientras que los compradores no encuentran lugar… y ello incide en sus ventas”, apuntó.

Respecto a cómo operarán los parquímetros, dijo que se buscará emular la propuesta del Centro Histórico de la Ciudad de México para que una parte de la recaudación ingrese a la Tesorería del ayuntamiento para realizar obras.

“Lo primero es consultar a la sociedad ante una decisión de esa envergadura y que no sea negocio de nadie”.

Agregó que el anterior rechazo fue porque el gobierno que estaba en funciones no lo consultó y “no se transparentó el mecanismo de recaudación”.

Amancio Pérez Ruiz, de la Federación de Mercados de Oaxaca, reprochó que muchos de los vehículos que se estacionan en las calles del Centro Histórico son de empleados de gobierno y personas que no acuden a realizar ninguna compra en la zona.

Estimó que la llegada excesiva de los vehículos, que se colocan incluso en doble fila, diezman las ventas y tapan a los comercios, además de que obstruyen el ingreso de mercancías.

Por ello, planteó que se acuerde junto con las cámaras de comercio presentar una solicitud formal al alcalde de la ciudad para revisar la posibilidad de instalar parquímetros en las principales calles del Centro Histórico.

Sin embargo, el presidente del Patronato por la Defensa del Patrimonio Cultural de Oaxaca, José Márquez, criticó la opción de instalar las máquinas, al considerarlas una opción fácil y parcial, y señaló que lo que se necesita es una solución integral al grave problema de la movilidad.