Se enfrentan policías y maestros en Chilpancingo

El dirigente del PRI en Guerrero, Cuauhtémoc Salgado dijo que “había entre 60 y 70 personas del personal adentro del edificio tomado”. 

Chilpancingo

Maestros y policías municipales de Chilpancingo se enfrentaron afuera de la sede del PRI luego de que los primeros irrumpieran de manera violenta en el edificio.

Los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero entraron al edificio del Partido Revolucionario Institucional en Chilpancingo, y sacaron de manera violenta a los trabajadores.

Adentro, los maestros realizaron pintas y quemaron parte del mobiliario del lugar en el estacionamiento.

Al menos 500 policías se enfrentaron con los maestros, los cuales les lanzaron piedras y bombas molotov.

El dirigente del PRI en Guerrero, Cuauhtémoc Salgado dijo que “había entre 60 y 70 personas del personal adentro del edificio tomado”. 

“Llegaron entre 400 personas, no sabemos si son maestros o manifestantes, pero tomaron las instalaciones e incendiaron las instalaciones del partido”, aseguró el priista en entrevista con MILENIO Televisión.

Salgado dijo que hasta el momento no se puede determinar el daño que los manifestantes realizaron pues no se puede acceder al lugar. 

En la avenida Francisco Ruiz Massieu, los policías y los maestros se enfrentan con piedras.

Desde un puente, los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero comenzaron a lanzar piedras para repeler a los policías.

Los elementos de la policía repelieron la agresión con gases lacrimógenos para cercar a los maestros.

Los comercios aledaños al lugar bajaron sus cortinas.

En reporte a través de MILENIO Televisión, José Antonio Belmont narró como un grupo de embozados se mezcló entre los representantes de los medios de comunicación para acercarse con la policía.

En un intento de diálogo, uno de los encapuchados pidió a la policía que si se replegaban, ellos también lo harían.

"Yo me repliego si tú te repliegas".

Ambas partes acordaron 5 minutos de tregua para establecer un diálogo.

Sin embargo, por el lado de los maestros siguen lanzando piedras, sin que los policías respondan a la agresión.

Los maestros pidieron a la policía soltar a una persona que presuntamente detuvieron durante el enfrentamiento.

El jefe de la policía pidió a sus subordinados no caer en las provocaciones de los maestros.

En un nuevo diálogo, los maestros solicitaron que se entreguen a las personas que fueron detenidas, primero habían dicho que era una y ahora, dicen que son dos.

La respuesta de la policía es que no hay nadie detenido, que de hecho nadie se ha movido del lugar.

La subsecretaría de Protección Civil estatal informó de al menos tres heridos en la protesta, dos de ellos periodistas.