Toma de Universidad de Oaxaca deja sin clases a 25 mil

Las oficinas administrativas también fueron cerradas, por lo que mil trabajadores suspendieron sus actividades. 

Oaxaca

La Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca fue tomada y cerrada por grupos de estudiantes y catedráticos que exigen justicia y la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala Guerrero.

La toma de las instalaciones dejó sin clases a un total de 25 mil alumnos,  y dejaron de laborar un total de mil empleados, ya que fueron cerradas las oficinas administrativas, y las sedes de las principales facultades y preparatorias.

De acuerdo con un vocero identificado como Alejandro Velasco, la paralización de las actividades escolares y administrativas en la UABJO  fue acordada por la Asamblea Interuniversitaria como parte de la jornada de protestas.

A la movilización universitaria se sumaron  activistas del Frente Popular Revolucionario (FPR) y otras organizaciones ligadas con la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Otras protestas

En tanto activistas de la organización Comuna que lidera el ex líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y ex diputado local, Flavio Sosa Villavicencio, se manifestaron frente a la sede del Palacio de Gobierno para protestar por el retiro por parte de la policía de varias mantas que coloco la agrupación en diversos puentes peatonales de la Ciudad de Oaxaca.

Demandó que todas las manifestaciones en torno al caso Iguala se celebra de manera pacífica, sin afectar dañar derechos de terceros.