Paran docentes y estudiantes en once municipios de Guerrero

El subsecretario de educación básica de la Secretaría de Educación Guerrero, Max Arturo López, afirmó que grupos externos pretenden agudizar el conflicto al cerrar las escuelas. 

Acapulco

Maestros, familiares y estudiantes de once municipios de las dos costas y Acapulco, se sumaron al paro nacional y exigen a las autoridades federales la presentación con vida de los 43 normalistas.

A su vez, el subsecretario de educación básica de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Max Arturo López, afirmó que grupos externos pretenden agudizar el conflicto al cerrar las escuelas.

“Nosotros tenemos el compromiso en toda la Secretaría de Educación de Guerrero, de solidarizarnos con los normalistas.

“Pero tenemos que algunos compañeros externos que son los que están exigiendo el paro en las escuelas, pero sin el conceso de los padres de familia ni mucho menos de los maestros y les pedimos que dejen que se continúe laborando en todas las escuelas”, dijo el funcionario.

Desde temprano en los municipios de la región de la Costa Chica, Acapulco y Costa Grande maestros, normalistas y familiares de 43 jóvenes desaparecidos, marcharon por carreteras y tomaron los cabildo, donde colocaron fotografías y exigieron justicia al gobierno federal a 33 días de haberse esfumado los estudiantes de la normal "Raúl Isidro Burgos".

Así en Tecoanapa, Ayutla de los Libres, Marquelia, Ometepec, Coyuca de Benítez, Atoyac de Álvarez, Tecpan de Galeana, Petatlán y Zihuatanejo de Azueta, maestros, familiares de los normalistas marcharon y realizaron la toma de ayuntamientos, cierre de Oxxo, bancos y escuelas.

De acuerdo con el subsecretario de educación básica de la SEG, Max Arturo López, reconoció que grupos externos si están exigiendo para labores en las escuelas de Acapulco así como en la Costa Chica y Costa Grande.

Aunque dijo desconocer el número de centros educativos que pararon labores en regiones de Costa Chica, Costa Grande y Acapulco, informes de supervisores en esas tres regiones aseguran que al menos 300 escuelas cerraron sus puertas ante la ausencia de docente en las aulas.