Veracruzanos vestidos de negro se solidarizan con Ayotzinapa

En Orizaba y Xalapa, estudiantes normalistas de Guerrero encabezaron las movilizaciones para demandar la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.  
Los manifestantes vistieron de negro.
Los manifestantes vistieron de negro. (Isabel Zamudio)

Veracruz

Con cadenas humanas, performance, sillas vacías, carteles con el número 43, paros de labores en universidades, tecnológicos, oficinas de Teléfonos de México; toma de casetas de carreteras de peaje, marchas con veladoras, vestidos de negro, los veracruzanos se sumaron este jueves a la gran movilización realizada a nivel nacional e internacional para demandar justicia por los jóvenes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero.

De norte a sur del estado las manifestaciones se replicaron desde el medio día y hasta la noche.

Papantla, Poza Rica, Zongolica, Xalapa, Veracruz, Orizaba, Córdoba, Minatitlán, Las Choapas, Coatzacoalcos, Cosamaloapan, Acayucan, fueron algunas de las ciudades veracruzanas donde se registraron manifestaciones diversas.

Fue la capital, Xalapa donde mayor participación de estudiantes, maestros y ciudadanos se registró, y donde mayores problemas se presentaron, pues además de un performance en la Plaza Lerdo, donde vendados de los ojos, arrodillados y con las manos llevadas a la espalda 43 estudiantes de Artes de la Universidad Veracruzana evocaron a los normalistas, fueron cerradas calles y avenidas por los asistentes a las tres movilizaciones que se manera simultánea se realizaron.

En el puerto de Veracruz los manifestantes, en su mayoría jóvenes estudiantes, realizaron una cadena humana en la Plaza de la Soberanía, ubicada en el bulevar Manuel Ávila Camacho, reclamando fin a las agresiones e inseguridad.

Las casetas de peaje de Cosamaloapan y Acayucan fueron ocupadas por manifestantes, mientras que en Minatitlán, Córdoba y la ciudad de Veracruz, trabajadores de Telmex protestaron y suspendieron actividades.

Previamente inmuebles de Xalapa fueron protegidos con malla metálica, alambres de púas, cercados eléctricos, tablones y plástico negro a fin de evitar daños a edificios como el Congreso del Estado, Palacio de Gobierno y oficinas de Tránsito del Estado, entre otras.

Las actividades en diversas oficinas se suspendieron, entre ellas el Palacio Legislativo y Tránsito estatal.

En Orizaba y Xalapa, estudiantes normalistas de Guerrero encabezaron las movilizaciones para demandar la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

A pesar de que se pensaba que pudiera haber desmanes o grupos infiltrados de encapuchados, las movilizaciones solo causaron problemas de tráfico.