Queman autos y toman accesos de mina en Cananea, Sonora

Habitantes de la zona del Río Sonora y mineros, tomaron los accesos a la mina de Grupo México. Se desconoce el por qué de la protesta.

Cananea

Habitantes  del Río Sonora e integrantes del sindicato minero de la sección 65 protestan en las inmediaciones de la mina Buenavista del Cobre, en Cananea, lo que ha dejado por lo menos una patrulla de la policía Federal y un tráiler  incendiados.

Poco después  de las 5 de la mañana de este martes, los manifestantes agrupados en el Frente Unido contra Grupo México tomaron los accesos a la mina propiedad de Grupo México, y bloquearon tramos de la carretera de Arizpe que conduce a este complejo minero.

De acuerdo con Javier Tarazón, presidente municipal de Cananea, se han registrado conatos de enfrentamientos entre los manifestantes y los policías federales que resguardan la mina.

Señaló que está en comunicación con las autoridades federales y estatales tanto de las fuerzas de seguridad como de la Secretaría del Trabajo, para tratar de establecer un diálogo con los inconformes, pues hasta esta mañana, sus demandas no eran claras.

"De los accesos principales a la mina es el acceso 10 y prácticamente podría decir que  estas personas (manifestantes) están enfrente de la comandancia porque en esa parte, lo que es la carretera a Arizpe, están lo que es la comandancia municipal y la policía estatal investigadora. Ha habido pequeños conatos con los federales que están resguardando la puerta 10, afortunadamente no pasó a más, sí quemaron un tráiler que estaba en la puerta, es lo que nos estén informando".

En tanto, Camilo Enríquez, vocero de la sección 65 del sindicato, detalló que mantendrán la protesta mientras no haya respuesta del Gobierno Federal. No obstante, no han detallado sus demandas.

Las acciones de protesta se realizan en el marco de la conmemoración del 109 aniversario de la Huelga de Cananea en 1906, en el que obreros perdieron la vida por el movimiento.

El Frente Unido contra Grupo México demanda el resarcimiento de daños tras el derrame de tóxicos en el Río Sonora, ocurrido en agosto de 2014 y que provocó afectaciones en por lo menos 7 municipios.

Además, los mineros exigen que se revise su situación laboral después de que fueron despedidos en el 2010.