Encuentran muertos a investigador y a su esposa en Morelos

Los cuerpos de Alejandro Chao Barona y Sara Robledo fueron localizados en el interior de su domicilio. La Fiscalía General del estado no descarta el robo como móvil del crimen.

Cuernavaca

El investigador, catedrático e integrante de la comunidad académica de la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM), Alejandro Chao Barona y su esposa Sara Robledo, fueron asesinados al interior de su domicilio durante la madrugada de este lunes en un hecho que las autoridades han comenzado a identificar como un "intento de asalto", pero que causó honda consternación en varios sectores estatales.

De acuerdo con las primeras indagatorias de la Fiscalía General del estado (FGE), el asesinato de Chao Barona y su pareja, habría sobrevenido cuando las víctimas arribaron a su domicilio, ubicado en la colonia Bella Vista de la ciudad de Cuernavaca, y habrían descubierto que en su interior se encontraban varios sujetos sustrayendo sus pertenencias. La forma que habrían tenido los víctimarios para silenciar a Chao y a su mujer que les descubrieron, fue asesinándolos.

El doble homicidio que consternó al gobierno estatal, a la comunidad académica de la UAEM y a un sinnúmero de profesionales, particularmente del área de la psicología, fue considerado por el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú, como un "caso atípico" dentro de los casos de violencia y crimen en la entidad, ya que según las primeras investigaciones, Chao y su esposa fueron golpeados repetidamente en la cabeza con una piedra, hasta que les causaron la muerte.

Ramírez Garrido Abreú, hizo un espacio en la puesta en marcha de la Coordinadora Estatal de Desarrollo Social, realizada en Palacio de Gobierno, para reconocer el trabajo y aportación de Chao al tema del desarrollo social y a la creación de la Ley estatal de la materia, pero también para ponderar su amistad y la de su esposa, por lo que pidió un minuto de silencio en su memoria, y ofreció celeridad en las indagatorias.

En el mismo evento, el presbítero José Antonio Sandoval, titular de la Fundación Don Bosco en Cuernavaca, aprovechó que en el evento estuvieran presentes el jefe de la Fiscalía General de estado, Rodrigo Dorantes así como la titular del Poder Judicial, Nadia Luz Lara Chávez, para exigirles que se agilice a investigación y se sancione de forma ejemplar a los responsables, "cuando se les localice".

Según el comunicado oficial de los hechos donde perdió la vida el académico, la FGE sólo encontró zafado el marco de una ventana, pues la puerta de entrada y demás accesos al inmueble ubicado en la calle Tabachín 134 de la colonia Bella Vista de Cuernavaca –a unos pasos donde hace dos años fue asesinado el ex alcalde de Cuernavaca, Porfirio Flores Ayala-- se encontraban en buenas condiciones.

Minutos después de conocerse que habían sido encontrados los cuerpos de Chao y de su esposa, el rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez arribó al lugar, mientras que el ex rector de la máxima casa de estudios, Fernando Bilbao Marcos, hizo lo propio, para apoyar a la familia de las víctima y estar al pendiente de las primeras investigaciones.

Si la trayectoria y aportaciones de Chao Barona fueron reconocidas por el jefe del Ejecutivo estatal, en las redes sociales, diversas personalidad, pro sobre todo, profesionistas de diverso tronco, lamentaron la muerte de Chao y al mismo tiempo exigieron el esclarecimiento de los hechos.

La reacción de la UAEM y su comunidad , fue la convocatoria inmediata a una "marcha de repudio" contra el asesinato de Chao y su esposa, que se realizará este martes en el campus de la Universidad, ubicada en el pueblo de Chamilpa a partir de las diez de la mañana.