Mexicanas e importadas, las ‘naves’ del Papa

Tres camionetas construidas en México, dos todoterreno traídas de Estados Unidos y hasta carritos de golf ayudarán al Papa a recorrer casi 400 kilómetros en su visita a México.

Ciudad de México

Durante su visita a México, el papa Francisco recorrerá casi 400 kilómetros, parte de estos a bordo de cinco vehículos adaptados especialmente para que el pontífice esté cómodo mientras miles de fieles lo saludan.

El Papa, quien desde el inicio de su pontificado se ha pronunciado en contra de ser ostentoso y se dice creyente de la vida en la pobreza, manifestó su deseo de que los vehículos que usará en México no tuvieran lujos ni más seguridad de la necesaria, como el Mercedes que usó Benedicto XVI como papamóvil, el cual fue acondicionado con vidrios antibalas.

La sorpresa de cómo se ven los papamóviles parece que se reservará hasta el día en que Francisco esté a bordo, pero aquí te describimos cómo son estos nada económicos vehículos.

Con mano mexicana

Tres de los cinco papamóviles que usará Francisco en México fueron construidos en el país por Fiat Chrysler, empresa italo-estadunidense que tiene plantas de producción en Saltillo, Coahuila y Toluca, en el Estado de México.

Estos tres vehículos modelo Dodge Ram son descubiertos y de tipo pick up, y tienen un asiento giratorio en el centro para que el Papa pueda ver no solo al frente, sino en 360º y saludar a todos los fieles.

Cada uno de estos vehículos cuenta con dos asientos a los costados en los que se sentarán el secretario o asistente del papa Francisco y el obispo de la sede anfitriona.

Dependiendo de la versión, un vehículo Dodge Ram 2016, tal y como se vende en las agencias, tiene un precio que va de los 169 mil 900 pesos hasta 799 mil 900 pesos.

Papamóviles todoterreno

Fiat Chrysler de México se encargó de traer de Estados Unidos dos vehículos para el uso del Papa, se trata de dos unidades Jeep Wrangler, similares a las que utilizó en septiembre de 2015 en su visita a tres ciudades de EU.

Desde su fabricación, este modelo de automóvil 4x4 está diseñado para que sus puertas puedan extraerse y brindar mayor libertad, además de que cuenta con un motor de 285 caballos de fuerza.

En México, un Jeep Wrangler 2016, aún sin ninguna modificación como las que requiere un vehículo papal, tiene un precio que va desde los 466 mil 900 hasta los 566 mil 900 pesos.

Además de traer los dos papamóviles, la empresa automotriz pondrá todos los vehículos de la comitiva para transportar a los cardenales y obispos.

Papa-golf

No solo vehículos pick up y 4x4 fueron modificados para el uso del Papa; en Michoacán, empresarios adaptaron dos carritos de golf para el servicio del pontífice.

Estos vehículos de baja velocidad, modelo 2015 y de tres plazas, servirán para trasladar a Francisco al interior de los estadios Morelos y Venustiano Carranza, donde encabezará eventos con jóvenes, sacerdotes, religiosas y seminaristas.

El papa Francisco estará en la Ciudad de México, Ecatepec, San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez, Morelia y Ciudad Juárez, y sus recorridos se llevarán a cabo en papamóvil y en vehículo cerrado, dependiendo del sitio y de las previsiones realizadas por las autoridades, aunque esto quedará sujeto a las decisiones del jerarca católico.

“Quien decide al final es el Papa. Nos explicaron muy bien que en el momento el Papa puede decir: paren el Papamóvil, y se baje”, dijo en su momento monseñor Eugenio Lira Rugarcía, coordinador general de la visita de Francisco.