Pan de muerto reactiva economía en Oaxaca

Por primera vez en meses, los panaderos del Valle Central de Oaxaca tuvieron una venta constante gracias a los festejos del Día de Muertos.  

Oaxaca

En el Valle central de Oaxaca la economía se reactivó gracias a la venta de pan de muerto.

En la zona hay instaladas unas mil 200 panaderías tradicionales que, por primera vez en tres meses, han tenido una venta constante.

La venta de pan se encontraba en crisis luego de los conflictos sociales en el estado, particularmente por la toma de carreteras por parte de los docentes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

TE RECOMENDAMOS: Ciudadanía prefiere pan de muerto foráneo: panaderos

Los líderes de la Unión de Panaderías Tradicionales, Felipe Ruiz y Tomas Pérez, aseguraron que las ventas se cayeron hasta en un 49 por ciento, entre junio y septiembre.

Sostuvieron que se perdieron convenios comerciales con Puebla y la Ciudad de México a  consecuencia de los bloqueos; incluso afirmaron que muchas panaderías estaban a punto de quebrar.

Sin embargo, el festejo de Día de Muertos ayudó a los panaderos a salir de la crisis económica que enfrentaban.

Don Félix, quien ha sido panadero desde muy joven, vendió hasta 4 mil panes esta temporada, lo que le permitió saldar sus deudas.

Además, este año se llevó a cabo el primer Festival de Pan de Muerto en la comunidad de San Agustín Yatareni.

El festival fue organizado por el gobierno local y la Unión de Panaderos. Fue un evento adornado con música, rituales, gastronomía y altares, que buscaba generar más empleos y una derrama económica para el municipio.

Al encuentro asistieron más de cinco mil personas.


AER