“Tu palabra aquí no vale, ¿qué no ves la placa?”

Karen Alonso Jáuregui asegura que ni ella ni sus acompañantes participaron en la riña en la que fueron involucrados por los policías estatales que la agredieron en la Feria de San Marcos; los ...

Aguascalientes

La Feria de San Marcos terminó en tragedia para Karen Alonso Jáuregui, joven estudiante de 18 años, quien el pasado sábado fue brutalmente golpeada por al menos cinco elementos de la policía estatal de Aguascalientes en el perímetro ferial, cuya agresión fue grabada en video por su hermana y se volvió viral en solo unos días al ser publicada en el portal de YouTube.

Con andar lento y pausado debido a un fuerte dolor de piernas, cabeza, oído y un ojo, Karen toma asiento en un sillón de su modesta vivienda para hablar con MILENIO. Su madre y el resto de la familia la acompañan.

Detalla lo que ocurrió ese día cuando disfrutaba, en compañía de amigos y familia, de la música que sonaba en el área de tamboras. Cómo de pronto entre el mar de gente inició una riña.

"De pronto la gente se abrió porque se estaban peleando, cuando quisimos hacernos a un lado llegó un policía estatal queriendo detener a mi hermano, porque le dijeron que un muchacho de gorra roja había iniciado el pleito... vi cómo lo agarraba bruscamente de su cuello y fue cuando nosotros nos acercamos a él para preguntarle por qué se lo iban a llevar detenido".

Cuenta que ni ella ni sus acompañantes participaron en la riña.

"Entonces me agarró del cuello a mí (el policía) y me dijo que me callara, que no estuviera hablando y pedía apoyo. Cuando llegaron los refuerzos, llegó la policía (en referencia al elemento femenino que aparece en el video)".

Con voz entrecortada y visiblemente afligida, Karen continúa su relato acerca de la mujer policía: "Ella llegó rápido a agredirme... me tira al suelo, me pateó, me quedé en shock en el piso y me volvió
a levantar".

Mientras todo esto ocurría, la hermana de Karen grabó todo con su teléfono celular. Al percatarse de esto, los elementos de la policía estatal la interrogaron, pero fingió hablar con su mamá. Así logró eludir los cuestionamientos de los uniformados, quienes preguntaban qué hacía con el aparato.

El traslado

La joven narra que, una vez esposada y sometida dentro de la patrulla, el maltrato, las vejaciones y humillaciones no pararon.

"Nos llevaban a puros golpes, el policía le decía a la oficial 'pégales en el culo a las culeras para que sientan...' La oficial nos pegaba y le decíamos que la íbamos a denunciar, pero respondía 'no te tenemos miedo estúpida, tu palabra aquí no vale, vale más la de nosotros, ¿qué no nos ves la placa?...' Mejor guardábamos silencio para que nos dejaran de pegar".

El temor y nerviosismo a las represalias se han vuelto la zozobra común en la familia, expresó Angélica Yadira Jáuregui, madre de la joven.

El gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre, anunció la suspensión para los uniformados que participaron en el altercado con la joven, y lamentó que hayan procedido de esa manera.