Alcaldía pide a Pemex pago de predial por áreas no productivas

El secretario municipal de Tlaxcoapan, Felipe García, dijo que se el cobro es por las áreas de oficinas, verdes y zonas habitacionales.
El municipio de Tlaxcoapan pide el pago del predial a las zonas que no son de explotación.
El municipio de Tlaxcoapan pide el pago del predial a las zonas que no son de explotación. (Francisco Villeda)

Tlaxcoapan

La alcaldía de Tlaxcoapan pugnará para que Petróleos Mexicanos (Pemex) pague al municipio el impuesto predial por las áreas no productivas de lo que será la refinería Bicentenario.

Así lo dijo Eric Felipe García García, secretario municipal de la demarcación, quien explicó que la legislación solo exime a la empresa petrolera de este gravamen en sus áreas productivas, en las que no están catalogadas las áreas verdes, administrativas y residenciales del futuro complejo de Pemex.

“Únicamente se le está cobrando (a la empresa petrolera) lo que corresponde a los terrenos donde se edificarán oficinas, áreas verdes y zonas habitacionales; según el croquis que presentó Pemex, todas esas construcciones quedaron dentro de los terrenos de Tlaxcoapan, que son edificaciones por las que sí están obligados a pagar”, atajó. 
Pemex anteriormente se negó a pagar impuesto predial, argumentado que las instalaciones formaban parte de la planta productiva, por lo que el asunto llegó a conciliación en el Congreso del Estado, en donde tampoco hubo acuerdos.

Ante ello, la administración local llevó su petición ante el Tribunal Fiscal Administrativo, en donde está a la espera de un resolutivo en su favor.

“Esas edificaciones de las que hablamos no entran en esa categoría (de productivas) y tendrían que pagar el predial”, subrayó García García.

De modo que “estamos en espera de que Pemex realice el pago del impuesto predial, correspondiente al predio de la Bicentenario, que significaría para nosotros una contribución importante para las finanzas del municipio”, dijo el funcionario local.

Y fue más allá al precisar que los cobros solo corresponden a la zona que está dentro del municipio; es decir, sin contar las hectáreas que Tlaxcoapan le disputa a Atitalaquia en la Bicentenario.

Por otra parte, esta confrontación por las 200 hectáreas se dirime actualmente en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo (TSJEH).

Lo anterior luego de que la Secretaría de Obras Públicas de Hidalgo otorgó a Atitalaquia la propiedad de dichas hectáreas, lo que desató la molestia de la alcaldía de Tlaxcoapan, que reclamó como suyos los terrenos. 

En tanto se desahogan los litigios en los distintos tribunales por la posesión de algunas hectáreas y por el pago del impuesto predial, los trabajos de la refinería Bicentenario avanzan a paso lento, casi en parálisis, por la falta de recursos asignados por la Federación.

Además de los juicios por estas causas el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ordenó el resguardo de la zona arqueológica denominada El Chingú, que se ubica dentro del mismo polígono de lo que será la refinería Bicentenario.