Gobierno federal pagará a maestros de Oaxaca

Este proceso arranca con la segunda parte del aguinaldo correspondiente a 45 días de salario respetando la forma de dispersión de los recursos. 

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca anunció que a partir de este mes, la federación se hará cargo del pago de la nomina magisterial y este jueves iniciara con el pago de la segunda parte del aguinaldo a los 81 mil docentes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), acreditados en el plantilleo nominal.

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) informó que, como resultado del proceso de conciliación realizado en conjunto con la Sección 22 con base en el plantilleo, a partir de este mes, el Gobierno Federal asume el pago de la nómina educativa de la entidad.

Este proceso arranca con la segunda parte del aguinaldo correspondiente a 45 días de salario respetando la forma de dispersión de los recursos. Con esto, el 70 por ciento de las y los empleados que cobran mediante cheques, los continuarán recibiendo con normalidad a través de los pagadores habilitados; asimismo, el 30 por ciento restante que cobra a través del sistema de nómina electrónica recibirá en su cuenta el depósito de su salario, sin sufrir ninguna modificación a la forma tradicional del pago.

Con lo anterior, el Gobierno Federal absorbe la nómina integrada con los derechos y prestaciones logrados por las y los docentes con la carga presupuestaria que implica el paso de la zona económica dos a la tres, además del reconocimiento de días adicionales donde se incluyen bonos y aguinaldo.

Por último, el IEEPO informó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) seleccionaron, de acuerdo con sus parámetros y criterios normativos, que sea Bancomer la institución designada para expedir los cheques de las y los maestros en todo el país.

Con lo anterior, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca reafirma su actuar con apego a la legalidad y, a su vez, su respeto a los derechos de las y los trabajadores de la educación. Y de igual forma, como autoridad educativa estatal, seguirá atento a que no se afecten estos derechos en el proceso de centralización de la nómina.