Anuncia Padrés que abrirán nuevo pozos de agua

El mandatario sonorense inició una gira de trabajo por los siete municipios afectados tras derrame del Grupo México y dijo que esta misma semana iniciará la perforación de los nuevos pozos.
El gobernador Guillermo Padrés, con delegados federales, durante la reunión del comité de emergencia.
El gobernador Guillermo Padrés, con delegados federales, durante la reunión del comité de emergencia. (Felipe Larios Gaxiola)

Hermosillo

Luego de veinte días de haberse decretado la contingencia ambiental por el derrame de contaminantes en el Río Sonora, el gobernador Guillermo Padrés Elías inició una gira que se extenderá hasta el jueves por los siete municipios afectados por la mina Bella Vista del Cobre del Grupo México.

El mandatario sonorense presidió en la plaza pública una reunión donde estuvieron ganaderos, agricultores, comerciantes y pequeños industriales, cuyas actividades se mantienen paralizada por el desastre puesto al descubierto el pasado 6 de agosto.

Padrés informó a los lugareños de está comunidad inminentemente rural, que esta misma semana se iniciará la perforación de los nuevos pozos que suplirán a los 322 que están ubicados dentro de los 500 metros de los márgenes del río contaminado y que están bajo sospecha de estar dañados.

Reveló que la Conagua acordó durante la reunión de este martes del Consejo de Protección Civil, autorizar de inmediato la perforación de los pozos que, una vez en operación, reviviría a las actividades económica de esta zona poblada por unos 30 mil habitantes.

Padrés reconoció que luego de 20 días haberse decretado la contingencia ambiental y de salud "no se puede perder más tiempo" y ordenó a los miembros de su gabinete para que agilicen los trámites para que los apoyos llegan a la población "lo antes posible".

Este miércoles, el gobernador Padrés y su séquito, estarán en Arizpe, ubicado a 80 kilómetros de Cananea, sirio donde ocurrió el derrame que escurrió por el Río Bacanuchi hasta llegar a las aguas del Río Sonora.

En la noche, el gobernador Padrés con 200 ganaderos a quienes les dijo que la empresa Grupo México será obligada a pagar los daños que ha ocasionando y que además estará obligada a restablecer la salud del Río Sonora.