Si los padres de familia lo piden, nos retiramos: sección 59

El dirigente del SNTE, Joaquín Echeverría dijo que existe un convenio de regresar las 69 escuelas donde están dando clases.
Echeverría fue enfático advirtiendo que la única forma de que cedan a los caprichos y chantajes de la 22, es que los padres de familia les retiren su respaldo.
Echeverría fue enfático advirtiendo que la única forma de que cedan a los caprichos y chantajes de la 22, es que los padres de familia les retiren su respaldo. (Oscar Rodríguez)

Oaxaca de Juárez

La sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación dejó en manos de los padres de familia y las autoridades comunitarias y municipales el destino de las escuelas donde hay una disputa.

El dirigente, Joaquín Echeverría afirmó que pese a que el reinicio de clases, se reportó con la mayor parte de las escuelas abiertas y sin mayores incidentes, se tienen unos 100 colegios de 30 municipios donde persiste una abierta confrontación entre padres de familia y autoridades municipales por evitar que regresen los docentes de la 22 a sus escuelas y se queden a trabajar los mentores de la sección 59 o los docentes.

De cara a la amenaza que lanzó Rubén Núñez Gines, en el sentido de que existe un acuerdo con el gobernador Gabino Cué para devolverles a dicho gremio un total de 69 escuelas en poder de docentes de la sección 59 y maestros sustitutos o independientes, precisó que hay un sometimiento de los paristas al gobierno oaxaqueño para romper la ley y desconocer a cualquier organismo que pueda ser una oposición a la 22.

“Nosotros tenemos entendido que tendrá que haber primero mesas de negociación entre la sección 22 y el gobierno vía Secretaria General de Gobierno y el Instituto Estatal de Educación Público de Oaxaca, a las que se tendrán que incluir forzosamente a la sección 59, los padres de familia y hasta las autoridades municipales para resolver cada uno de los temas que versa a las escuela en disputa.

Y si en estas mesas de acuerdo y diálogo los padres y autoridades no dan la espalda, y optan por cambiarnos nosotros simplemente seriamos respetuosos y nos retiraríamos y saldríamos de las escuelas a fin de no ser causal de conflicto, ni factor de división de los pueblos devolviendo los plantes a la 22.

Solo así se podrá dejar la tutela de las escuelas que tenemos bajo nuestro control”, aceptó.

Echeverría, dejó claro que los miembros de su gremio, jamás buscaron meterse en las escuelas donde hoy dan clases, sino fueron convocados por las propias autoridades municipales y los padres de familia para hacerse cargo de los planteles que fueron abandonados por la 2, mismos que fueron advertidos que tendrían que refrendarles su apoyo total, ya que el gobierno siempre termina dando la razón a la 22.

“Hoy a diferencia del 2006, ya no hay grupos, ni partidos detrás de la ocupación de las escuelas en paro, hoy están en la lucha el propio pueblo, los padres de familia y las autoridades municipales”.

Echeverría fue enfático advirtiendo que la única forma de que cedan a los caprichos y chantajes de la 22, es que los padres de familia les retiren su respaldo.

Poco más de 500 profesionistas y maestros sustitutos son los que se encuentran dando clases en 100 escuelas que fueron abiertas durante los 38 días de paro que mantuvieron los docentes de la 22.