Alerta padre Solalinde de riesgo de estallido social

La migración interna, es una forma de encuerar a la corrupción, considera el presbítero.
El padre Solalinde dijo que en México la situación se ha vuelto muy compleja.
El padre Solalinde dijo que en México la situación se ha vuelto muy compleja. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

"Existe el riesgo de un estallido social en el país debido a que los gobiernos siguen con la línea de imponer al pueblo políticas públicas redactadas desde un escritorio", advirtió el padre Alejandro Solalinde, reconocido a nivel internacional por su lucha a favor de los migrantes.

El presbítero del estado de Oaxaca, sostuvo que ante un posible estallido social, los estados del sur, entre ellos Guerrero, indiscutiblemente serán punta de lanza.

En una visita que realizó a la capital del estado, opinó que en México la situación se ha vuelto muy compleja, pero que Guerrero lo resiente más.

Apuntó que no se debe seguir en la ruta de criminalizar a las organizaciones sociales, por lo que hizo un llamado al gobierno del estado para "que si en realidad se asume como de izquierda, si de verdad está comprometido con el pueblo y sirve para el pueblo; entonces debe colocarse del lado de la justicia".

Continuó: "Como estado no puede ponerse en contra de la protesta social, en contra de la organización para reivindicar causas de la justicia del pueblo, no se puede, tiene que apoyarlo, sino que explique de qué lado está".

Pidió al gobierno de Guerrero la liberación de los presos políticos, ante un auditorio que se reunió para escuchar una conferencia magistral.

"Yo hago un llamado para que no haya presos de conciencia, para que no haya presos políticos, si el gobierno está para unas causas sociales, entonces debe mostrarlo con hechos; no con discursos".

Opinó que más que reprimir las auto defensas se deben canalizar, pero en el caso de Guerrero el sistema no es experto en eso, debido a que está acostumbrado a imponer desde arriba mediante una dinámica implementada de manera vertical.

"Aquí los gobernadores deben tener una estructura de escuchar al pueblo y de obedecerlo", apuntó.

Reconocido como luchador por los derechos humanos de los migrantes, Solalinde expresó que Guerrero es un estado con mucha tenacidad, que no se ha cansado de buscar, y que ni la violencia y la inseguridad van a lograr que se termine el fenómeno de migración.

Auguró que los días del capitalismo están contados debido a que tarde o temprano habrá un estallido social: "La migración de los estados del sur van a hacer reventar este sistema neoliberal capitalista".

Agregó que los estados sureños son el epicentro de la cuestión migratoria, y que no habrá poder humano que los controle debido a que son impredecibles y expresan ánimos de cambio.

Expresó que la migración es un tema que está encuerando la corrupción en las instituciones, "es una manera de plantear un reproche constante y es el espejo que hace ver la clase de humanidad que somos, lo que no podemos esconder".

Solalinde visitó la capital del estado, después de 35 años de no estar en Chilpancingo.

Participó en el foro denominado Los procesos migratorios en Guerrero, Políticas Públicas para los Jornaleros Agrícolas Migrantes.

El foro lo convocó la Secretaría del Migrante y Asuntos Internacionales, se desarrolló en el auditorio del Palacio de Cultura, ubicado en el primer cuadro de la ciudad.