• Regístrate
Estás leyendo: Otorga Congreso de Morelos máxima presea a Georgina Flores Vallejo
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 07:31 Hoy

Otorga Congreso de Morelos máxima presea a Georgina Flores Vallejo

Este galardón es para mujeres que destacan en la contribución de género. A sus 73 años además de obtener el reconocimiento social también alcanzó la maestría en derecho penal.


Publicidad
Publicidad

David Monroy

Treinta años después de dedicar su tiempo, sus conocimientos y su voluntad al apoyo, acompañamiento y defensa de mujeres violentadas, presas o víctimas de injusticias, Georgina Flores Vallejo fue galardonada con la presea Xochiquetzalli que otorga el Congreso del estado a las mujeres que se destacan por su contribución de género.

Sin embargo, dicho reconocimiento sólo es una de sus metas en su largo trajinar por el estado de Morelos, pero –particularmente- por la ciudad de Cuernavaca y sus más de 500 colonias, y es que Gina –como le llaman quienes le son cercanos— es un auténtico ejemplo de la cultura del esfuerzo y el apoyo desinteresado, porque a sus 73 años además de obtener el reconocimiento social también alcanzó la maestría en derecho penal.

"Hace algunos años, a mis 65 años, ingresé a estudiar la primera y la secundaria", recuerda la galardonada desde la tribuna del Congreso del estado, donde este miércoles fue homenajeada con una presea que ha sido entregadas a varias mujeres que han hecho suyo el deseo de apoyar en diversos rubros el tema de la mujer.

En su lectura pausada, doña Georgina recordó que después de terminar sus primeros estudios en el Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA), prosiguió con la preparatoria hasta iniciar sus estudios universitarios en una institución particular donde cursó la licenciatura en leyes, y recientemente, concluyó su maestría.

"No ha sido fácil, sin embargo lo más difícil fueron las cuestiones tecnológicas", reconoció en la tribuna legislativa, donde no dejó de hablar de Cuernavaca como la ciudad donde la inseguridad ha obligado a la gente a cerrar las puertas y ventanas de su casa, y donde esa actividad era impensable.

En ceremonia legislativa encabezada por la Comisión de Equidad de Género, Flores Vallejo recibió la presea alusiva y la cantidad de 30 mil pesos como reconocimiento a su labor desinteresada a favor de las mujeres del estado de Morelos, pero particularmente de la ciudad de Cuernavaca.

Flores Vallejo fue galardonada tras ser propuesta, junto a otras once mujeres, señalo Norma Alicia Popoca, presidenta de la comisión de Equidad de Género del Congreso local en la presentación del nombre de la ganadora.

La galardonada fue reconocida por el apoyo, acompañamiento y asesoría jurídica que ha dado a decenas de mujeres en la capital del estado y otros municipios de Morelos, pero –sobre todo- a las mujeres internadas en el penal estatal, "algunas de ellas responsables de los delitos que han cometido, otras inocentes de lo que se le acusa", dijo en tribuna Flores Vallejo a quien en su ocasión "y como muestra de unidad entre los morelenses" se interpretó la marcha Morelenses a petición del presidente del Congreso del estado, Francisco Moreno Merino.

Y a doña Georgina las cosas "se le dan", hace casi cuatro años, en el trayecto final de la presidencia del panista, Felipe Calderón Hinojosa, fue una de las primeras beneficiadas con el programa 70 y más que otorga la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL).

Ese día, el 18 de julio de 2012, Georgina se tomó una fotografía con Calderón Hinojosa. De la experiencia de ese día, los medios consignaron: "Con 70 años de edad, Georgina Flores, beneficiaria con la tarjeta 3 millones del Programa 70 y más, a nombre de los adultos mayores que recibieron este apoyo, relató lo que en los años recientes ha podido cumplir en un deseo de superación personal, al concluir con sus estudios y haberse recibido recientemente como Licenciada en Derecho, y con los recursos que recibirá del Gobierno Federal, podrá iniciar la Especialidad en Derecho Penal", escribieron de ella.

El ejemplo de Georgina no sólo ha permeado a varias mujeres, sino también a su propia familia. Su hijo, Miguel Ángel Rosete Flores, se ha significado por ser asesor jurídico de decenas de víctimas del delito, particularmente de jóvenes y mujeres desaparecidos en medio de la presencia y operación de las células criminales vinculadas con el trasiego de droga.

Miguel Ángel Rosete, quien estuvo presente durante la entrega de la presea y el reconocimiento a su madre realizado en el salón de sesiones del Congreso del estado, nunca dejó de verla y escucharla cuando ella hizo uso de la palabra.

En sus ojos de asomaron lágrimas cuando Georgina recordaba sus años de esfuerzo y dedicación escolar, mezclados con la voluntad de acompañar a mujeres desde un simple trámite burocrático hasta la búsqueda de su libertad.

De traje oscuro, igual que ella, Rosete se enjugó las lágrimas, volteó a ver al reportero, y pronunció: "!Ella es mi mamá!".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.