• Regístrate
Estás leyendo: Ordenan demoler antena y suspenden gasolinera en Barrio
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 05:06 Hoy

Ordenan demoler antena y suspenden gasolinera en Barrio

Se colocaron sellos de "suspendido" en ambos lugares y se advirtió que el dispositivo disfrazado de palmera debía retirarse.

1 / 4
Publicidad
Publicidad

Una gasolinera y una tienda de conveniencia, autorizados durante el gobierno de Margarita Arellanes, además de una antena de comunicación sin permisos, que simulaba una palmera en pleno Barrio Antiguo, fueron suspendidas por el municipio de Monterrey.

Por violar el Reglamento de Preservación y Conservación decretado en 1993, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología regiomontana determinó suspender la operación de la estación de gasolina, al igual que la torre de comunicaciones, cuyo propietario deberá demoler la edificación de la misma.

La gasolinera junto con el Oxxo, ubicados en avenida Guillermo Prieto 1030 y avenida Constitución fue clausurada por construir más de lo autorizado y, la antena, instalada a unos metros de ahí, en el número 871 de la misma calle y Diego de Montemayor, fue frenada por estar prohibida su edificación y no contar con permiso de uso de suelo para estacionamiento.

La primera fue una autorización solicitada en mayo del 2015 por la particular María del Carmen de la Garza González, firmada por Brenda Sánchez Castro, entonces titular de la dependencia municipal correspondiente.

La segunda simplemente no contaba con ningún permiso por parte del particular que le rentó hace más de un año la antena a la compañía Nextel, y fue notificado con dos multas por violar el Reglamento de Desarrollo Urbano municipal, por un monto que asciende a 167 mil pesos.

"Construyeron (en la gasolinera) más allá de lo autorizado y en la revisión que hicieron los inspectores contra el plano no coinciden, variaron la construcción con el plano autorizado; hicieron modificaciones y por eso la clausura, tanto el Oxxo que está ahí como la estación de la gasolinera", reveló Luis Horacio Bortoni Vázquez, titular de la dependencia municipal.

Los sellos fueron colocados en los accesos principales tanto de la estación de gas como del "estacionamiento exclusivo" donde se encuentra la palmera falsa, y que cuenta con capacidad para unos 40 automóviles.

"La suspensión fue por dos razones: Primero porque ahí no se puede poner una antena y, segundo, el estacionamiento, aunque sí se puede edificar uno ahí, no tiene permiso de estacionamiento; se clausuró la antena y el estacionamiento.

"Lo que se aplica aquí es una multa por construcción que van a tener que quitar esta antena y demoler la instalación y pagar la multa por uso de suelo de estacionamiento, ya se les notificó; la de la antena es de 2 mil cuotas que equivale a 146 mil pesos y la de uso de suelo es de 300 cuotas, como 21 mil pesos", indicó Luis Horacio Bortoni Vázquez, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología municipal.

Desde el pasado 16 de julio, MILENIO Monterrey puso al descubierto la violación al Reglamento de Preservación y Conservación del Barrio Antiguo, publicado en el Periódico Oficial en 1993, por el entonces gobernador Sócrates Rizzo García, por la instalación de una imponente torre de comunicaciones disfrazada de palmera, y la edificación de una gasolinera en pleno corazón histórico de Monterrey.

En cuanto a la antena simulada, el acuerdo de la suspensión fue tomado el 18 de junio del 2016 con el folio 587 y el oficio levantado número 1393/2016 por parte de la dependencia.

"Es un particular que le rentó la antena a los de Nextel, si más no recuerdo; el mensaje es para quienes tengan dudas y busquen realizar alguna instalación, la idea es que acudan a la Secretaría para que soliciten información de si el predio es factible para la colocación de una antena, porque hay predios donde sí se podría y en otras no.

"Ya hemos clausurado otras antenas en la colonia Cedros, Florida, y en el sur, que no tengo ahorita la colonia, pero en Barrio Antiguo es la única suspendida", señaló.

Los dos pegotes fosforescentes tienen impreso el Artículo 189 del Código Penal del Estado de Nuevo León, para quien pretenda quitar alguno de ellos.

"Al que de cualquier forma quebrante los sellos puestos por orden de la autoridad o viole la clausura impuesta por un autoridad competente, se aplicarán de uno a seis años de prisión y multa de 30 a mil cuotas", señalan.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.