• Regístrate
Estás leyendo: Oferentes ocupan el sector de la Basílica
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 22:04 Hoy

Oferentes ocupan el sector de la Basílica

Algunos vendedores pagan hasta 60 mil pesos de renta por un local durante la temporada de festividades guadalupanas.

Publicidad
Publicidad

Cientos de fieles llegarán en esta temporada a la Basílica con motivo de las festividades guadalupanas, creando un nicho de mercado para los habitantes de la zona.

El comercio de dulces típicos, juguetes, comida, utensilios de barro, entre otros, abunda en el sector.

Las calles que colindan con la Basílica de Guadalupe, por ser las rutas más transitadas en el periodo que abarca la temporada de festividades, representan un área de oportunidad para comerciantes que quieran ofrecer sus productos.

Sobre la calle Jalisco se encuentran casas que han sido convertidas en tiendas improvisadas pues a partir de la prohibición que hizo el ex alcalde Felipe de Jesús Cantú a vendedores ambulantes, los habitantes de la zona han modificado su estilo de vida al rentar sus propiedades a comerciantes o para ellos mismos.

La temporada de venta abarca los primeros días de noviembre y termina en los últimos de diciembre y tienen su mayor apogeo en la víspera del 12 de diciembre, fecha en la que se conmemora la aparición de la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac.

Los comercios que se encuentran más retirados de la zona generan en renta un ingreso de aproximadamente 10 mil pesos al mes, los que se encuentran más cercanos son los más cotizados, generando rentas de hasta cincuenta mil pesos en la temporada.

Irene Rivera, comerciante, renta su espacio a un habitante del sector y al mes paga 10 mil pesos; las ventas, indicó, varían dependiendo de la afluencia y en ocasiones no genera una ganancia extra, pero admitió que esa era la única manera ofrecer sus productos tras haber sido vendedora ambulante y acatar la prohibición.

''Si no te quitas, te quitan ellos todo'', afirmo Irene en relación a la labor de los inspectores de Comercio de Monterrey.

Por otra parte, Roció Miralda, vendedora que paga 45 mil pesos de renta por los dos meses, indicó que para separar su lugar comienza a pagar desde septiembre y tiene seis años empleándose en el mismo negocio.

Refugio Gómez es propietario de un domicilio en esta zona y lo modificó para poder vender dulces típicos, lo cual es preferible, según él, a pagar renta.

"Yo no sé cómo le hace la gente que paga las rentas tan altas, aprovechar que uno tiene su casita"

También comentó que llegan a su vivienda distribuidores desde distintos puntos del país, como Matehuala, para ofrecer sus productos.

Daniel es empleado de un local de juguetes y artesanías; al día gana trescientos pesos y tiene una jornada de trabajo los sábados y domingos desde las cuatro de la mañana hasta las diez de la noche.

Los negocios adyacentes a la Basílica generan rentas de 30 mil a 60 mil pesos por la temporada de dos meses y emplean hasta doce personas por local con largas jornadas de trabajo.

Las celebraciones a la Virgen de Guadalupe involucran un trasfondo comercial que se repite año con año, reuniendo a fieles y a comerciantes por igual en el acontecimiento.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.