Obligan a empleados a ir a evento partidista en Oaxaca

Mediante un oficio, el ayuntamiento de Tlacolula exhortó a sus empleados a asistir al informe del senador perredista Adolfo Romero Lainas, bajo aviso de recibir una sanción de no acudir al evento.
En el documento, firmado por la directora de Recursos Humanos municipal, Angélica Santiago Rendón, se “exhorta” a todos los trabajadores para que asistan al informe.
En el documento, firmado por la directora de Recursos Humanos municipal, Angélica Santiago Rendón, se “exhorta” a todos los trabajadores para que asistan al informe. (Cortesía)

Oaxaca

El ayuntamiento de Tlacolula, gobernado por la coalición electoral PAN-PRD, obligó a sus empleados mediante un oficio a acudir al informe de actividades del senador perredista Adolfo Romero Lainas, amagando con aplicar descuentos a quien no asistiera.

En el documento, firmado por la directora de Recursos Humanos municipal, Angélica Santiago Rendón, se "exhorta" a todos los trabajadores para que asistan al informe del senador del PRD Adolfo Romero Lainas que se efectuará en esa comunidad

El documento describe que en atención al oficio número 0415/2015 que envió Pedro Ruiz González, quien funge como presidente municipal de Tlacolula, todos los trabajadores están "obligados" a asistir al evento.

En dicha circular, se comunica a los trabajadores que de asistir serán "tomados en cuenta". En caso de omitir la invitación se les informa que serán sujetos a una sanción y se justifican en los términos del artículo 9 y 10 de la Ley Federal del Trabajo:

"Artículo 9: la categoría de trabajadores de confianza depende de la naturaleza de las funciones desempeñadas y no de la designación que se le dé al puesto. Artículo 10: patrón es la persona física y moral que utiliza los servicios de uno o varios trabajadores", argumenta el documento, para posteriormente mencionar que cualquier aclaración o duda pueden pasar a la presidencia municipal.

Los trabajadores anunciaron que presentaran una queja ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Fiscalía Especial de Delitos Electorales (FEPADE) por las amenazas, advirtiendo que ninguna autoridad puede instigar a sus empleados a apoyar eventos partidistas.