Acusan de 'homófobo' al obispo de Toluca

El 25 de mayo, el obispo Francisco Javier Chavolla Ramos dijo que antes las leyes protegían a la familia y ahora se proponen “otras corrientes” que van en contra de ella.
Javier Chavolla Ramos externó su preocupación por lo que llamó un ataque al núcleo de la familia.
Javier Chavolla Ramos externó su preocupación por lo que llamó un ataque al núcleo de la familia. (Tania Contreras)

Toluca y México

El obispo de la diócesis de Toluca, Francisco Javier Chavolla Ramos, fue acusado de ofrecer un discurso homófobo contra la comunidad Comunidad Lésbico, Gay, Transexual, Trasvesti, Transgénero e Intersexual (LGTTTI) ante el Consejo Nacional para Prevenir por el Consejo para la Diversidad Sexual del Estado de México (Codisem).

El pasado El 25 de mayo, el sacerdote dijo que la familia estaba viviendo "tiempos muy fuertes", ya que anteriormente "era protegida por las leyes y estaba amparada por los buenos legisladores, pero ahora se están proponiendo otras corrientes, otras ideologías que van contra la familia, generando una confusión tremenda".

A partir de esa fecha, la Iglesia católica, apoyada por fieles, laicos y organizaciones, "abrió" la puerta para ir contra la propuesta presidencial de los matrimonios igualitarios, de permitir las uniones de personas del mismo sexo.

La negativa a la propuesta de Enrique Peña Nieto la ejemplificó José Manuel Cruz Rodríguez, colaborador laico de la Dimensión de Vida, de la diócesis de Toluca, quien sostuvo 13 días después: "Nos parece una aberración total el que quiera dársele un reconocimiento jurídico a algo que no existe en la naturaleza, que es el matrimonio entre personas del mismo sexo".

Este lunes, y por considerar que continúan los discursos discriminatorios por parte del obispo de la diócesis de Toluca contra la comunidad LGTTTI al llamarlos "abominaciones", el Codisem interpuso una queja en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Asimismo, envió una carta al Vaticano, dirigida al jefe de Estado y Octavo Soberano de la Ciudad del Vaticano y Patriarca de la Iglesia católica para que intervenga ante el constante llamado que hacen los representantes eclesiásticos en Toluca para que la gente se manifieste contra el matrimonio igualitario.

Israfil Filos Real, representante del Codisem, informó que en 10 días deberán recibir la respuesta del Conapred para avanzar en fijar sanciones contra cada uno de los denunciados, ya que extendieron la queja contra Daniel Alberto Medina Pech, responsable de la Comisión Diocesana de Familia; Gerardo Pliego Santana, diputado local del PAN; José Manuel Cruz Rodríguez, representante de la Coordinación de Asociaciones Laicas del Valle de Toluca, y a Orlando Goujón Ruiz, regidor del ayuntamiento de Toluca.

El 25 de mayo, a través de un texto que contenía declaraciones de Chavolla Ramos al programa radiofónico Voces de Esperanza, habría dicho: "Creo que nosotros, todos los católicos y los hombres y mujeres de buena voluntad, estamos preocupados, y con razón, porque se está atacando totalmente el núcleo de la familia. En estos momentos yo quisiera invitarlos a confiar en sus principios y en sus valores. Puede haber leyes que vayan y atenten contra la familia, pero la familia se protege, se congrega".

Filos Real explicó que la queja no es contra la Iglesia católica, sino hacia sus representantes, "porque muchos de nosotros somos católicos, quizá no tan activos como otros feligreses, pero profesamos la misma fe y entendemos que no se trata de la institución, sino del pensamiento de un hombre que lo representa.

Acusó que "es la única ciudad en la que la actitud es beligerante, ha encabezado manifestaciones en contra e incluso llamado a realizar movilizaciones encabezadas por ex alcaldes y ex diputados en la capital mexiquense. Cabe mencionar que esta denuncia la hicimos previo a la misa oficiada para las familias en la plaza cívica".

Patricia Mireles Sosa, miembro del Codisem, resaltó por su lado la importancia de que se hayan involucrado autoridades municipales toluqueñas a diversas actividades eclesiásticas y les haya negado la posibilidad de utilizar la plaza cívica el 13 de julio para el cierre de la marcha por el Orgullo Gay en su 11 aniversario.

Por frenar mensajes de odio

En tanto, el homicidio por lesbofobia de Jessica González Tovar, de 21 años, ocurrido la semana pasada en Monclova, Coahuila, alertó a los grupos de la LGTTTI, quienes han solicitado a sus integrantes no salir solos de bares y mantenerse en grupos.

Integrantes y organizaciones afines a estos grupos consideraron que el asesinato fue provocado por los mensajes de discriminación que grupos religiosos han externado en los últimos días en su oposición a los matrimonios del mismo sexo.

Por ello, demandan la intervención de la Secretaría de Gobernación para evitar que se sigan difundiendo el "mensajes de odio" contra esa comunidad emitidos por Jonás Guerrero, obispo de Culiacán, y Luis Felipe Gallardo, obispo de Veracruz.

Jessica y su pareja Fátima Bernal Sánchez fueron agredidas por un sujeto a bordo de una camioneta Ford, quien las insultó por su prefenrencia sexual. Sin hacer caso a la agresión abordaron su automóvil y metros adelante el mismo sujeto chocó con ellas, por lo que Jessica se bajó a reclamar y en ese momento el agresor le disparó en el cuello y después la atropelló y la arrastró.