Denunciar extorsiones y plagios, piden a obispo de Cuernavaca

El procurador del estado dijo que si no hay denuncia no pueden actuar, por lo cual llamó a sacerdotes y feligreses a cerrar filas junto con la administración estatal combatan la inseguridad.

Cuernavaca

El Fiscal General del estado, Rodrigo Dorantes Salgado, llamó al Obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, a denunciar formalmente los secuestros o extorsiones que feligreses o miembros de la Iglesia Católica sufren en la zona oriente y sur del estado, como la denunció hace unos días ante los medios de comunicación.

"Estamos pidiéndole a toda la gente que está a cargo de una iglesia, obispos, sacerdotes y de cualquier denominación, que si tienen algún tipo de cuestión en su agravio, de su patrimonio o su persona presenten la denuncia, porque insistimos, si no tenemos la denuncia no podemos actuar", acotó Dorantes, quien consideró que los casos que dice conocer el prelado, deben ser denunciados.

"Les recuerdo que si no tenemos una denuncia, no podemos actuar", aseguró Dorantes ante las declaraciones del jerarca católico, que a su vez llamó esta semana a una nueva movilización, ahora en la zona oriente del estado para "orar por la paz".

Por su parte, el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer, aseguró que sin el apoyo y participación de la Iglesia Católica y, sobre todo, de quienes tengan conocimiento de delitos, no es posible que la autoridad actúe, y abata los índices en la materia.

Messeguer invitó al obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, así como a sacerdotes y feligreses, a cerrar filas para que junto con la administración estatal combatan el flagelo de la inseguridad y se garantizar certeza a la ciudadanía.

El funcionario pidió a los jerarcas ponerse de acuerdo para extender "información útil" a las autoridades para mantener el ataque contra cualquier movimiento delincuencial en la entidad.

Sobre la movilización que el obispo Castro encabezará en los próximos días, Messeguer se manifestó respetuoso "de cualquier procesión o peregrinación que se realice en la entidad", sin embargo, ponderó la necesidad de que cualquier líder religioso, espiritual o político, hagan lo necesario para que la ciudadanía pueda ser atendida y protegida por la autoridad.