• Regístrate
Estás leyendo: Obispo Luis Barraza, la nueva etapa en la Diócesis de Torreón
Comparte esta noticia

Obispo Luis Barraza, la nueva etapa en la Diócesis de Torreón

En una ceremonia con más de 4 mil creyentes en el Coliseo Centenario, la ciudad recibió a quien a partir de ahora guiará la fe de los creyentes laguneros.

Publicidad
Publicidad

Monseñor Luis Martín Barraza Beltrán fue Ordenado Obispo de Torreón la tarde de este miércoles 29 de noviembre y ahí invitó a los feligreses a trabajar por la unión de la Diócesis y de esa forma, “ofrecer familia y cobijo a todos los heridos”.

Ante un Coliseo Centenario repleto por más de 4 mil fieles católicos y 29 obispos y arzobispos de diferentes estados del país, el Nuncio Apostólico Franco Coppola encabezó la ceremonia que duró poco más de tres horas.

TE RECOMENDAMOS: Dan la bienvenida 4 mil laguneros a Monseñor Barraza

"Junto con mis hermanos sacerdotes y amigos laguneros queremos recibirte como al Padre que vamos mucho a querer, el maestro que estaremos dispuestos a escuchar y el buen pastor que nos va cuidar. Bienvenido a la Diócesis de Torreón", expresó José Guadalupe Galván Galindo, Obispo Emérito.

En su homilía, el Nuncio Apostólico destacó las virtudes que tiene Barraza Beltrán y también la importancia doble que tiene la fecha que escogió para ser ordenado como Obispo.

[OBJECT]"Monseñor ha decidido recibir la Ordenación en este día y para mi es el segundo aniversario de un milagro".Afirmó que eso demuestra cuando Dios quiere algo se cumple y ahí está el mensaje de trabajar por el bien común.

“El Papa sueña que en México la Iglesia sea una verdadera familia donde nadie se sienta excluido”, añadió. En ese sentido, llamó a reflexionar sobre que en México se estima que apenas un 10 por ciento de los católicos participa en la vida de su Iglesia.

Tras el mensaje, Coppola interrogó a Martín Barraza sobre la responsabilidad que está por aceptar en el acto denominado como Promesa del elegido. Monseñor aceptó y el Nuncio Apostólico hizo la invitación para invocación de todos los santos, para lo cual los fieles se pusieron de rodillas.

Luego vino el momento de la entrega del principal instrumento del Ministerio del Nuevo Obispo, el libro del Evangelio que dio paso a que Coppola colocara sus manos en la cabeza de Barraza Beltrán para el signo de Ordenación.

Hicieron lo propio todos los obispos asistentes. El representante del Vaticano en México procedió a ungir con Santo Crisma al nuevo Obispo y después entregarle las insignias episcopales: un anillo que simboliza la fidelidad a la Iglesia, la mitra y un báculo con el que tomó posesión de manera formal.

Los obispos procedieron darle el ósculo de paz para que después Monseñor Luis Martín dirigiera la liturgia eucarística que comenzó con la entrega de ofrendas que en este caso fueron objetos emblema de la región como vino, nueces, uvas, sandías y melones.

Luego vino la consagración de la eucaristía para repartirla entre los fieles.

Al final Luis Martín Barraza Beltrán emitió su primer mensaje como Obispo de Torreón y en el que invitó a los laguneros católicos seguir una ruta con tres aspectos fundamentales: la fe, la comunión y la misión.

“El Señor me invita a caminar y salir de mí mismo para ponerme en sus manos y ser más libre para el servicio del Evangelio. El Obispo según el Evangelio es el hombre despojado y con estas palabras quiero invitarles a caminar detrás de Jesucristo haciendo un camino juntos de Iglesia Diocesana”.

Y apuntó, "la misión no se puede hacer mejor que haciendo resonar en mensaje del Papa Francisco. Fiel al modelo del maestro evitar que la Iglesia salga a enunciar el Evangelio sin demora, asco y miedo", concluyó.

rcm

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.