Obesidad de Manuel no tenía tratamiento: médico

El subdirector del Hospital Universitario de Nuevo León, Edelmiro Pérez, aseguró que la obesidad mórbida que tenía Manuel Uribe Garza “era irreversible”.
Edelmiro Pérez Rodríguez, subdirector del hospital Universitario.
Edelmiro Pérez Rodríguez, subdirector del hospital Universitario. (Carlos Rangel)

Ciudad de México

El subdirector del Hospital Universitario de Nuevo León, Edelmiro Pérez, afirmó que la obesidad que sufría Manuel Uribe Garza, quien fuera considerado como el hombre más gordo del mundo y que falleció ayer, no era reversible.

En entrevista con Azucena Uresti para MILENIO Televisión, indicó que la obesidad mórbida tiene un límite para ser tratada con cirugías, banda gástrica o by pass, sin embargo, “en una obesidad mórbida como ésta es irreversible”.

Precisó que si Manuel hubiera pesado máximo 200 kilogramos pudo haber sido candidato para ponerle el by pass, sin embargo pesaba 394 kg.

Manuel Uribe falleció ayer a los 48 años de edad en el hospital Universitario a causa de una insuficiencia renal con falla cardiaca.

En 2007 recibió el Record Guinness por ser considerado como la persona más obesa del mundo, ya que pesaba 560 kilogramos.