Parir en Oaxaca; radiografía de una crisis

La organización Nueve Lunas reporta que la situación en la entidad es grave; no todas las embarazadas tienen acceso a consultas prenatales ni asistencia profesional en el parto.
Algunos diputados votarán a favor, a fin de reducir el alto índice de embarazos no deseados.
Los embarazos entre mujeres de 15 a 19 años son comunes en Oaxaca (Archivo)

Ciudad de México

En Oaxaca 15 de cada 100 mujeres embarazadas no tienen acceso a un parto atendido por personal capacitado. En 2011, 50 mujeres oaxaqueñas murieron durante o después del parto.

Más de la mitad de las mujeres que fallecieron a causa del embarazo en Oaxaca eran indígenas.

Oaxaca está por encima de la media nacional en mortalidad materna. En ese estado, por cada cien mil niños nacidos vivos mueren 60 mujeres, según el Observatorio de Mortalidad Materna.

En los últimos siete meses salieron a la luz cinco casos de partos afuera de hospitales o clínicas de Oaxaca  en los que las pacientes no pudieron ser atendidas por los médicos debido a sobrecupo o falta de personal.

El más reciente fue el 8 de febrero en el Puerto de Salina Cruz, zona del Istmo de Tehuantepec, en donde una joven de 17 años alumbró en el estacionamiento de una clínica del IMSS. En al menos uno de los casos que se presentó en Jalapa de Díaz, la Comisión Nacional de Derechos Humanos ya emitió una recomendación al gobierno estatal.

Los datos del Observatorio indican que son las mujeres más marginadas las que están en mayor riesgo de morir por embarazo.

De las 50 mujeres que fallecieron en 2011, 16 eran menores de 24 años,  más de la mitad hablaban lengua indígena,  y 60 por ciento de ellas habían estudiado, cuando mucho, hasta primaria.

En 2011 hubo 110 mil 734 nacimientos en el estado. Para el año siguiente, el Departamento de Salud Reproductiva  de Oaxaca reportó 13 mil 500 embarazos en adolescentes.

Para la organización Nueve Lunas, dirigida por Cristina Galante, los servicios de salud en el estado de Oaxaca son insuficientes, y el crear salas especiales, como ha prometido el gobierno estatal,  para evitar que las mujeres no  den a luz en la calle “son falsas promesas de una mejor atención”.

Lo que sucede en el estado, cuenta Cristina, es un problema cultural no porque la mujer llegue tarde a una atención, sino que los médicos no se encuentran calificados para la atención, sobre todo porque la mayoría son jovencitas.

Los datos del observatorio indican que de esas 50 mujeres que fallecieron antes, durante o después del parto, 20 fueron atendidas por un médico, 12 por una partera y al menos 4 por un familiar. Por lo menos 17 murieron en su casa.

 “La mujer llega corriendo, por la distancia en la que vive, cuando sienten los dolores o malestares corre al médico, pero tardan una o dos horas en llegar hasta el centro de salud, donde es atendida en primera instancia, pero al no conocer el tiempo del embarazo, el médico la manda a caminar o de regreso a su casa, porque carecen de un seguimiento”, explicó.

Ahí, recordó,  los tres casos de las mujeres que han dado a luz en el patio de un hospital, en el pasto o en el mismo carro.

“Los médicos tratantes desconocen cuántas semanas de embarazo tiene la mujer, en qué condiciones vivió su embarazo o si ha seguido algún tipo de tratamiento”, señaló.

El 18 por ciento no tuvo consultas prenatales, nunca las vio un médico, el 20 por ciento tuvo entre una y dos consultas y el 32 por ciento vio a un médico entre tres y cinco veces durante el embarazo.

En México, cada mujer embarazada consulta recibe en promedio 5 consultas médicas. Oaxaca está por debajo de la media con 4.83 y aún lejos de llegar  a la meta del país para 2015, que es de 5.5 consultas prenatales.

En todo el país

De acuerdo al INEGI, en 2010 además de Oaxaca las entidades con mayor problema de mortalidad materna son Guerrero, Chihuahua, Yucatán y Chiapas.

La Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblas Indígenas indica que la problemática debe de atenderse de manera prioritaria en 100 municipios en donde el riesgo de muerte materna es tres veces más alto. Las entidades en donde se ubican estas localidades son Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Nayarit y Oaxaca,  en donde el Programa Nacional de Salud reporta cifras superiores a 80 por 100 mil nacidos vivos.

Las principales causas

La Secretaría de Salud reporta que las principales causas de muerte materna son aborto, hipertensión por embarazo, hemorragia de embarazo, parto, sepsis y complicaciones después del alumbramiento.

En el caso de la mortandad infantil durante el embarazo o en el alumbramiento es el embarazo prematuro, la probabilidad de cesárea  y recién nacidos con bajo peso.

Factores de riesgo clínico en mujeres indígenas

Entre los factores se encuentran:

1.- La canalización de pacientes a instalaciones que no responden a emergencias obstétricas; desabasto de medicamentos y personal médico en clínicas y hospitales en comunidades indígenas.

2.- Desconocimiento de la lengua indígena por parte del personal médico y personal de respaldo; discriminación en los servicios de salud contra las mujeres indígenas.

3.-Violencia intrafamiliar que sufren las mujeres indígenas que provoca la interrupción del embarazo, desprendimiento prematuro de la placenta, muertes fetales, infección en las membranas amnióticas y nacimientos prematuros que se agravan aún más por el desconocimiento de médicos y personal de respaldo sobre qué hacer en casos de violencia.