• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 16:59 Hoy

Oaxaca tiene 6 meses para armonizar ley educativa: Corte

La Corte determinó que el gobernador Gabino Cué y el congreso local incurrieron en omisión al no haber promulgado los estatutos sobre el servicio profesional docente, por lo que fijó ese plazo.

Publicidad
Publicidad

Rubén Mosso

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio un plazo de seis meses, a partir del próximo 15 de noviembre, para que el Congreso local de Oaxaca legisle y emita las leyes del servicio profesional docente y de educación del estado durante su periodo ordinario, las cuales deben guardar armonía con la reforma constitucional en materia educativa y leyes generales.

El pleno de la Corte determinó que el gobernador oaxaqueño Gabino Cué y la legislatura local incurrieron en omisión al no haber presentado y promulgado los estatutos.

El término que tenían para hacerlo, señalaron, venció el 12 de marzo de 2014 y ha "transcurrido en exceso" dicho plazo, porque ya se cumplió un año seis meses.

Los ministros se enfrascaron en un debate de si el mandatario estatal presentó o no la iniciativa a los diputados locales para la emisión de las leyes.

El presidente de la Corte, Luis María Aguilar Morales, dijo que Gabino Cué "actuó", pero no se concretó el proceso. La responsabilidad del mandatario, apuntó, concluye cuando se emite la ley.

Al respecto, el ministro Alberto Pérez Dayán señaló que el gobernador sí presentó la iniciativa, sin embargo, lo hizo hasta el 14 de agosto de 2014; a pesar de eso, abundó, no se encuentra en falta.

Ante los comentarios de sus homólogos, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea declaró que veía "preocupación" en ellos.

"...al menos así lo percibo en algunas expresiones que se han dado, es que pudiera haber una responsabilidad del gobernador, no obstante que él (Gabino) presentó ya alguna iniciativa.

"A mí me parece que en este momento no estamos analizando eso (responsabilidad), estamos dando simplemente un mandato a los órganos que intervienen en el proceso legislativo del estado de Oaxaca, para que armonicen su legislación con la Constitución y las leyes generales", comentó.

La discusión derivó de la controversia constitucional que interpuso el presidente Enrique Peña Nieto contra la omisión de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Oaxaca por no promulgar las leyes del servicio profesional docente y de educación del estado.

El ministro ponente Jorge Mario Pardo Rebolledo declaró fundado el alegato del presidente de la República porque los Congresos Estatales deben emitir en el marco de sus competencias la legislación estatal en materia educativa a fin de armonizar ésta última con la reforma constitucional de la materia así como con las leyes generales que han derivado de la propia reforma.

Pardo explicó que la omisión legislativa puede producirse cuando el legislador no observa en un tiempo razonable o en el que haya sido fijado constitucionalmente, un mandato concreto de legislar.

El ministro indicó que las autoridades demandadas señalaron la realización de diversas gestiones encaminadas a emitir la legislación local de la materia, citando la celebración de algunos "foros de análisis y discusión hacia la construcción de la Ley Estatal Educativa", entre otras.

"...si bien los poderes locales demandados han realizado diversas gestiones a efecto de emitir la norma local o armonizar mejor dicho la legislación local en la materia educativa, lo cierto es que no han expedido la norma correspondiente para cumplir con esa obligación", expresó Pardo.

A su vez, el ministro José Ramón Cossío Díaz subrayó que una vez que Oaxaca promulgue las leyes, las adecuaciones a éstas, deben ser materia de revisión, ya sea por parte de la Federación o de algún otro orden jurídico o poder "en cuanto a si quedaron bien hechas" esas armonizaciones y "deberían ser materia de una nueva controversia constitucional".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.