El nuncio Coppola "media" en el conflicto de Morelos

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, pidió al nuncio Franco Coppola su intervención para resolver el tema del santuario de Tepalcingo.
María Cuevas, Graco Ramírez, Franco Coppola y Beatriz Vicera.
María Cuevas, Graco Ramírez, Franco Coppola y Beatriz Vicera. (Especial)

México

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu; las presidentas del Tribunal Superior de Justicia estatal, María del Carmen Cuevas López, y de la Mesa Directiva del Congreso local, Beatriz Vicera Alatriste, se reunieron con el nuncio apostólico, Franco Coppola.

El mandatario estatal hizo énfasis en el estricto respeto al derecho de la libre expresión de todos en la entidad.

Los titulares de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial expresaron su preocupación por los hechos ocurridos recientemente en Morelos.

Por ello insistieron en respetar la legalidad y convivencia de los poderes públicos y el representante de la Iglesia católica en Cuernavaca, Ramón Castro.

Graco Ramírez reiteró que existe un acuerdo para abrir próximamente el Museo de Arte Sacro en la Catedral de Cuernavaca, y que hay disposición para establecer canales de diálogo para una convivencia democrática, respetuosa y cordial entre los poderes públicos y el obispo.

El gobernador de Morelos recalcó su disposición al diálogo y colaboración y solicitó al nuncio su intervención para resolver el tema del santuario de Tepalcingo.

El pasado 17 de marzo, el gobernador Graco Ramírez acusó al obispo de Cuernavaca de conspirar en su contra porque lo evidenció como el responsable del conflicto en Tepalcingo, donde se disputa ocho millones de pesos de limosnas con los mayordomos.