• Regístrate
Estás leyendo: Nuevo parque acuático va al rescate de Oaxtepec
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 23:40 Hoy

Nuevo parque acuático va al rescate de Oaxtepec

El Six Flags Hurricane Harbor estará donde desde la década de los 60 estuvo el Centro Vacacional IMSS Oaxtepec, y se prevé que abra sus puertas antes de la Semana Santa de 2017.

Publicidad
Publicidad

El anuncio de la apertura del Six Flags Hurricane Harbor Oaxtepec antes de la Semana Santa de 2017 ha causado revuelo entre los prestadores de servicios turísticos y ejidatarios de Yautepec, Morelos, incluso, entre los trabajadores, jubilados y pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Estos últimos verán disminuido su descuento de ingreso al nuevo parque.

El Parque Acuático Oaxtepec (PAO) operó de 1998 a 2011 por una empresa que tenía convenios con el IMSS para hacer descuentos de 50 por ciento a los trabajadores; ahora, según la licitación de arrendamiento de la nueva empresa, será de 15 por ciento.

Ese nuevo espacio, semejante a los seis parques acuáticos que la empresa tiene en Estados Unidos y considerados entre los más grandes del mundo, estará en las poco más de 23 hectáreas del Centro Vacacional IMSS Oaxtepec, creado en la década de los 60.

Entre las opiniones encontradas está la que se refiere al uso del agua de la región. Los manantiales abastecen a alrededor de 6 mil ejidatarios de tres municipios: Yautepec, Totolapan y Tlayacapan, 14 ejidos y pequeñas propiedades.

Aglutinados en la Unidad de Usuarios del Río Yautepec, los ejidatarios están en trámites con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para revisar las concesiones que existen por el uso de manantiales de la región y del río.

Uno de los usuarios es precisamente la empresa que recién llega a la zona: Six Flags Hurricane Harbor Oaxtepec.

Sin embargo, por el lado de la economía, todo es satisfacción. Los últimos cinco años han sido difíciles para los poco más de 7 mil pobladores de Oaxtepec, debido al cierre en 2011 del PAO. Alrededor de 320 familias han visto afectados sus trabajos o de plano los perdieron en restaurantes y hoteles.

Pero ahora el lugar volverá a abrir sus puertas hasta por 20 años.

Para Ernesto Segura, de la Asociación de Prestadores de Servicios Turísticos de Oaxtepec, esto representa “una luz de esperanza en un estado donde casi todos nos dedicamos al sector de los servicios turísticos”.

INVERSIÓN MULTIMILLONARIA

En entrevista con MILENIO, Cristina Rodríguez, de Relaciones Públicas de Six Flags México, revela que los nuevos empresarios tienen pensada una “inversión multimillonaria” en el parque, lo que generará fuentes de empleo, principalmente para los habitantes de Yautepec.

Esa inversión, que implica la modernización del parque y con ello la llegada de todo tipo de toboganes y juegos acuáticos, dijo otro empleado del parque, será de entre 15 y 18 millones de dólares.

CONCESIÓN

El PAO se alimentaba de las aguas del manantial Agua Hediondita, Aguas Milagrosas o Agua Hedionda, que corre en el subsuelo de Yautepec, según la concesión número 6 otorgada al IMSS en la década de los 60 por la entonces Secretaría de Recursos Hidráulicos.

Paralelamente se nutren del agua del río Yautepec, 15 litros por segundo, según la asignación 204.2.1.2, otorgada por las entonces secretarías de Agricultura y la de Recursos Hidráulicos.

En entrevista, el secretario de la Unidad de Usuarios del Río Yautepec, Marco Labastida, afirmó que esas concesiones entregadas años atrás, afectaron a los ejidos “de Yautepec, ya no les llega el agua; hay inconformidad de todos los ejidos, ante Conagua por dar permisos (para la apertura de pozos) y lógico los ayuntamientos son cómplices de todo esto”.

Señaló que “si el parque acuático trae otro proyecto, tienen que pasar automáticamente por la autorización de Conagua y ésta nos tiene que pedir la opinión: nadie puede hacer uso del agua si no estamos de acuerdo”.

Señala que “las empresas tienen que presentar el documento que los acredite como dueños del agua; al IMSS no le puede dar la concesión, los únicos para entregarla, para uso doméstico son los municipios, y si es para regar, los ejidos”.

Reveló que la Unión de Usuarios del Río Yautepec está en trámites con Conagua para que las concesiones de manantiales, “incluyendo donde nace el agua en el Bosque de Oaxtepec”, pase a su control.

LA QUIEBRA

El IMSS licitó en junio de 1998 las poco más de 23 hectáreas que tiene el PAO. La empresa ganadora fue Promotora de Centros de Esparcimiento, SA de CV, que lo declaró en quiebra en 2011. Desde entonces está cerrado.

En el Diario Oficial de la Federación de septiembre de aquel año, el Consejo Técnico del IMSS, publicó el acuerdo ACDO. AS2. HCT. 200711/194. P. DPES, donde la empresa renuncia a la concesión que operó durante cerca de 13 años. Dicha concesión era por 15 años y nueve meses.

Según cifras oficiales, el PAO tenía en 2000 alrededor de un millón de visitantes al año, que disminuyó con esa empresa, incluso hasta 345 mil en 2008.

Pero ahora las expectativas son otras, según los empresarios que ganaron la licitación.

Según la Convocatoria de Licitación del PAO, los empresarios, pagarán al IMSS una renta mensual de un millón 710 mil pesos y una cuota variable de 0. 10 por ciento, correspondiente a “los ingresos brutos mensuales de la operación”.

En esos ingresos estará lo relacionado con la “eventos que se realicen, entrada a atracciones no incluidas en el boleto de ingreso, servicios de transporte, casilleros, palapas, asadores, lanchas, equipos, accesorios y servicios como venta de promocionales o recuerdos y subarrendamiento de locales comerciales”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.