Impide PF la toma de casetas en la Autopista del Sol

Desde la tarde de ayer, la PF desplegó un operativo con alrededor de 200 agentes para evitar que cualquier grupo u organización tome la caseta de Palo Blanco y pida dinero a los automovilistas.

Chilpancingo

Elementos de la Policía Federal (PF) inhiben desde el inicio de la semana la toma de casetas en la Autopista del Sol, a cuatro meses de tomas de la toma de autobuses de pasaje, del saqueo de camiones de carga y de pedir cooperación entre los automovilistas.

Desde la tarde del lunes, personal de la PF llegaron a la caseta de Palo Blanco parta resguardar la caseta de peaje.

Se instalaron a pocos minutos de que se retirara un grupo de alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, quienes botearon desde las 10:00 horas, en el marco de los cuatro meses de los ataques armados cometidos por la Policía Municipal de Iguala, la noche del 26 de septiembre de 2014.

La de Palo Blanco fue la primer caseta tomada por los alumnos de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, luego se sumaron activistas de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), transportistas independientes de Coyuca de Benítez y egresados de la nueve normales públicas de la entidad.

Posteriormente llegaron a la caseta grupos de desconocidos que aprovecharon el movimiento generado por la desaparición de 43 normalistas para obtener dinero fácil, entre ellos un grupo de supuestos policías comunitarios de Xaltianguis, de los que en su momento se deslindó la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

En la caseta de Palo Blanco se han detenido decenas de autobuses de pasajeros, los que la Normal de Ayotzinapa y el magisterio guerrerense utilizan para desplazarse por diferentes partes del estado y del país.

También se han intercepta camiones de diferentes productos, entre refrescos, alimentos enlatados, chatarra, pan blanco y hasta carnes frías.

En el caso de Palo Blanco, hay son alrededor de 200 los agentes que participan en el operativo de blindaje, el cual hasta la tarde del martes 27 de enero no generaba enfrentamientos.