Ven normalistas de oaxaca “atentado” directo contra sus compañeras

Esta acción “no es aislada” pues el hecho se ha repetido en otros estados como Michoacán, informaron en conferencia cinco alumnas de Normal Rural de Amilcingo, ubicado en el municipio de Temoac.
La noche del pasado sábado, un automóvil Nissan Tsuru color blanco, atropelló a seis normalistas que se encontraban “boteando” en la carretera México-Oaxaca
La noche del pasado sábado, un automóvil Nissan Tsuru color blanco, atropelló a seis normalistas que se encontraban “boteando” en la carretera México-Oaxaca (David Monroy)

Morelos

Alumnas de la Normal Rural de Amilcingo,  denunciaron que el atropellamiento de seis de sus compañeras –de las cuales una murió- el pasado sábado, mientras realizaban “acciones políticas de masas”, pudo ser premeditado porque hechos similares han sucedió en Michoacán y otros estados del país para amedrentar y criminalizar “la protestar popular”.

En rueda de prensa, donde no se identificaron  ni permitieron que se les grabara desde ningún ángulo, cinco alumnas de dicho centro escolar ubicado en el municipio de Temoac, al oriente del estado de Morelos, hicieron un llamado a la población a estar atentos a “la situación de vulnerabilidad” que enfrentan su escuela, y hacer público “su repudio ante este artero crimen”.

La noche del pasado sábado, un automóvil Nissan Tsuru color blanco, atropelló a seis normalistas que se encontraban “boteando” en la carretera México-Oaxaca, a la altura del kilómetro 89 y miedo. Tras el impacto , dos de ellas resultaron heridas y fueron trasladadas a hospitales de Cuernavaca y Cuautla, debido a su gravedad, en tanto que una más murió en el lugar. El responsable no puso ser detenido debido a la velocidad con la que circulaba.

Según las alumnas normalistas, esta acción “no es aislada” pues el hecho se ha repetido en otros estados como Michoacán, donde manifestantes son embestidos por vehículos que se mueven a alta velocidad, y que tienen por objeto asesinar a las personas, criminalizar la protesta, sembrar el terror y el miedo en la población para que no se organice y luche por sus derechos humanos y constitucionales”.

Las cinco estudiantes dejaron en la ofrenda permanente de víctimas de la violencia y el crimen, una foto de la compañera que murió el sábado. Además de recordar a Aurora Tecoloapa Tecuapa, las normalistas insistieron que el atropellamiento que sufrieron forma parte de una estrategia de las autoridades para criminalizar su formación profesional y política: “Alto a la criminalización de la protesta popular. Juicio y castigo a los responsables. Ser estudiante y luchador social, no es sinónimo de delincuente”, acotaron.