Dos normalistas de Ayotzinapa son de Oaxaca

Édgar Andrés Vargas, de 19 años, resultó lesionado; mientras que Christian Tomás Colón Garnica, está desaparecido.

Oaxaca

El gobernador de Oaxaca Gabino Cué, externó que su preocupación los hechos suscitados en el estado vecino de Guerrero, -donde fueron asesinados y desaparecidos un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa,- demandando un esclarecimiento puntual de los hechos delictivos cometidos.

Dijo que ha buscado un acercamiento con el gobernador de Guerrero Ángel Aguirre, para atender la demanda de una mujer originaria que advierte que su hijo que estudiaba en la normal de Ayotzinapa, se encuentra desaparecido.

“Nosotros por nuestra cuenta le hemos brindado todo el apoyo para trasladarse a  Iguala Guerrero para que se entreviste con las personas responsable de la búsqueda del normalista. Nosotros no sabemos si están desaparecido o no, pero nos sumamos a la exigencia de que aparezca con vida”.

También se está dando seguimiento al caso de otro estudiante normalista Édgar Andrés Vargas, de 19 años, que resulto herido en el ataque reportado en Iguala Guerrero, que es originario del municipio indígena de San Francisco del Mar, y está hospitalizado con una herida por impacto de arma de fuego  en la boca que le destrozó el maxilar superior y la base de su nariz.

Dijo que de acuerdo a los últimos informes el estudiante permanece internado en el Hospital General de Iguala, donde su condición de salud se reporta estable después ser sometido a una cirugía.

“Estamos apoyando a nuestros paisanos siendo respetuoso de la vida interna de los estados, yo no puedo meterme a Guerrero para saber que esta pasando, pero si podemos hacer las gestiones para asegurarnos que reciban una optima atención médica y se ofrezcan las condiciones de seguridad debidas”.

En tanto  Lucina Garnica, madre de Christian Tomás Colón Garnica, estudiante de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, advierte que le pidieron estudios de ADN, para establecer si el cuerpo de su vástago no se encuentra entre los cadáveres que fueron hallados en las fosas clandestinas recientemente localizadas en Iguala por las fuerzas federales de seguridad.

Pidió el apoyo del gobierno estatal, instituciones de derechos humanos –entre ellos la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y organismos civiles para viajar a Guerrero y tener noticias de primera mano.