No estaba desaparecido, estaba en mi casa: normalista

El nombre de Cirino Tejeda estaba en la lista de desaparecidos de la normal de Ayotzinapa, pero él estaba en su casa cuando ocurrió la balacera de Iguala.

Ciudad de México

El viernes 26 de septiembre, Cirino Tejeda pidió permiso para dejar la Normal Rural de Ayotzinapa el fin de semana e irse a su pueblo a llevar a su hijo al médico. El domingo que regresó, un conocido le contó que sus compañeros habían sido baleados en Iguala y que 57 estaban desaparecidos.

El nombre y la fotografía de Cirino Tejeda estaban en la lista de los desaparecidos, a los que las autoridades buscaban.

"El viernes pedí permiso por un compromiso, no estuve por ahí. Por la noche, cuando se fueron a recolectar fondos económicos, fue cuando pasó eso", explicó.

"Estuve con un compañero que me comentó que venían en un autobús y las patrullas los pararon. Cuando se bajaron les empezaron a disparar. Uno de ellos se escondió debajo de un carro, de un vochito, él ya no contaba con su vida", dijo.

Cirino Tejeda no estaba desparecido, solo incomunicado, pues en su comunidad, Chilapa de Álvarez, no hay señal de teléfono.

Cuando Milenio Digital lo contactó el martes a través de las redes sociales, Cirino se sorprendió: él había regresado a la normal y no estaba desaparecido. Fue a buscar la lista y encontró su nombre y su foto.

El martes 30 de septiembre las autoridades de la Normal dijeron que la noche del lunes 13 estudiantes desaparecidos habían llegado a sus domicilios y reportaron que estaban bien.

La lista se redujo a 43 alumnos. Cirino quedó fuera de la lista porque, en realidad, nunca fue uno de los desaparecidos, pero ya no regresará a la escuela.

"Mis papás ya no me dejaban regresar, por lo mismo que estaba muy fuerte", dijo.

Cirino no regresará a la Normal de Ayotzinapan, ya se inscribió en otra escuela en Chilapa.

Cirino mandó a Milenio Digital la foto de una credencial en la que aparece su foto, que coincide con la imagen de la primera lista de desaparecidos.