Reconoce Sedatu que no entregará en tiempo mil 400 viviendas

Jorge Carlos Ramírez Marín, rechazó que se excluyan constructoras locales del proceso de construcción de viviendas para damnificados por 'Manuel'. Dijo que el orden de asignación es del municipio.
Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que este tipo de fraccionamiento involucra el uso de infraestructura de mayor dimensión, lo que implica más tiempo para concluir la obra.
Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que este tipo de fraccionamiento involucra el uso de infraestructura de mayor dimensión, lo que implica más tiempo para concluir la obra. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín reconoció que las mil 600 viviendas pactadas para los damnificados por la tormenta tropical 'Manuel' se van a entregar con retraso, luego rechazó que las empresas locales sufran la exclusión en el proceso de construcción de las casas.

En Chilpancingo, Ramírez Marín comentó que por el modelo de vivienda que se asignará a las familias afectadas por las precipitaciones de tres días, además del tipo de fraccionamiento involucra el uso de infraestructura de mayor dimensión.

Eso también implica más tiempo en el desarrollo de la obra.

"No se trata solamente de hacer unas casas para que tengan donde taparse, también de planear un desarrollo en el que haya escuelas, clínicas, centros comerciales y centros deportivos", anotó.

En una primera etapa se instalarán 350 familias en igual número de viviendas; en la segunda 200 y al final se espera cumplir la cuota de mil 600 casas, lo que de acuerdo al funcionario, todavía se llevará un buen tiempo.

Indicó que el censo en el que se anota el nivel del daño provocado por el mal tiempo lo elaboró el ayuntamiento de Chilpancingo, de tal manera que el orden en que se realizará la asignación es atribuible al municipio.

Reconoció que se tenía el compromiso inicial de asignar las viviendas a más tardar este fin de semana, lo que ya no podrá ocurrir por el desfase que se tiene en los tiempos.

"Las 350 no van a estar este fin de semana, pero el terreno está completamente preparado y lo que sigue es muy rápido", indicó.

Ramírez comentó que de manera global, en Guerrero hay más de cinco mil familias que se van a reubicar, solo en la zona Centro hay más de mil que esperan la asignación de predio y vivienda, pero el procedimiento para obtenerla de acuerdo al titular de Sedatu no es sencillo.

El funcionario se reunió la mañana del lunes con los integrantes de la Cámara de la Construcción del estado, en donde rechazó la versión de que la dependencia a su cargo excluya las empresas locales del proceso de construcción de viviendas.