“No pude sacarlo, cero... no hay dinero”

Las filas de los damnificados en los bancos de Juchitán son de al menos tres cuadras; piden investigar por qué sus tarjetas no tienen fondos para comprar los materiales.

México

Oaxaca. Esperaron dos meses para ver al fin las tarjetas con apoyo federal y comenzar la reconstrucción de sus casas, pero cuando quisieron comprar el material se dieron cuenta de que no tenía fondos.

La alerta de clonación de los plásticos mantiene a los damnificados por el terremoto del 7 de septiembre con el temor de perder ese dinero, que es su única esperanza para levantar un nuevo hogar.

“Fui a pedir materiales, pero dice que no sirve la tarjeta, que ya no hay nada, no tiene validez; aquí está el papelito que me dieron y ahora vengo a reclamarlo... cómo voy a poner el material si no hay forma de sacarlo (el dinero), solo aquí en el banco”, dice desesperado Adán López, de 65 años, mientras esperaba en la larga fila de la sucursal de Bansefi en Juchitán.

El señor pretendía gastar los primeros 10 mil pesos en cemento, varilla, alambrón y alambre recocido, “pero no pude sacarlo, porque cero, no hay nada de dinero”, y muestra el comprobante que señala “fondos insuficientes”.

El Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) dio a conocer esta semana que detectó 40 casos de clonación de las tarjetas con recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), por lo que los afectados no pueden hacer uso del apoyo federal.

En Juchitán, Adán no es el único que se ha enfrentado a este problema. Noemí fue al banco para ayudarle a su suegro a apartar el material y sacar efectivo para pagarle a los albañiles, pero sus tarjetas también estaban vacías.

“Llegamos a pedir lo que necesitábamos, ya teníamos la lista, la cuenta y todo, pero al pagar con la tarjeta no se pudo porque no tiene saldo... y ya no pudimos hacer nada, no pudimos comprar nada y nos regresamos igual.

“Y ahí mismo, en la tienda, escuchamos algunos comentarios de la gente que tampoco pudo comprar los materiales; o sea que sí somos varios con ese problema, no fui la única que salió así”, cuenta.

Noemí salió de la ferretería y acudió a Bansefi a pedir una explicación, con la esperanza de que haya solución para su caso. En tanto, Margarito recibió sus tarjetas hace dos semanas, pero por dificultades para caminar tuvo que esperar a que su hijo lo llevara en su camioneta al banco y a la ferretería... la espera fue en vano, su tarjeta tampoco funcionó.

No obstante, es el más optimista de todos los afectados. Confía en que si no fue él quien cobró el dinero, se debe tratar de un error y el gobierno lo tiene guardado, por lo que pronto se lo depositará.

“Yo creo que todavía no lo han cobrado, porque lo tengo guardado; desde que recibimos la tarjeta pensamos que íbamos a construir de una vez, pero ahorita, a como está la situación, pues no hemos podido.

“Hoy apenas íbamos a ver los materiales, hasta que nos rechazaron la tarjeta, pero yo estoy seguro de que es un error, porque no, nadie lo puede ir a cambiar, nadie me lo ha quitado”, insiste.

Las filas de los bancos en Juchitán son de al menos tres cuadras y las de Bansefi parecen no terminar. Los afectados acuden a pedir una explicación y que analicen su caso. La respuesta que reciben es que están investigando lo que sucedió. Hay algunos otros beneficiarios que acuden por el temor de perder su dinero y prefieren corroborar que su tarjeta está en buen estado.

“Yo tengo tres horas formada y no es mi caso, pero quiero ver qué me dicen, porque yo ya me gasté la mayor parte de lo de los materiales... quiero que me digan que lo demás sigue ahí, que mi tarjeta está bien, porque es injusto, estamos esperando una ayuda y que se vaya es muy difícil”, dice la señora Macricruz.

En la sucursal les han dicho que detectaron, en los últimos dos días, al menos 10 casos más de tarjetas aparentemente clonadas. A través de un comunicado, autoridades informaron que “Bansefi atiende caso por caso para constatar si las tarjetas fueron clonadas y proceder al reembolso. Al mismo tiempo, el banco ha solicitado ya a las autoridades competentes la investigación exhaustiva de esos casos y, de comprobarse hechos delictivos, se solicitará la aplicación de la ley a quien o quienes resulten responsables”.