Pide Sedatu no politizar obras de vivienda para damnificados

Jorge Carlos Ramírez Marín dijo que mantienen abierta la posibilidad de incorporar a personas que resultaron afectada por las lluvias, que por diferentes razones no se le censó en tiempo y forma.

Chilpancingo

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín solicitó que no se utilice la construcción de viviendas para damnificados como un tema político, con la intención de garantizar que se atienda correctamente a quienes perdieron su patrimonio a consecuencia de la tormenta tropical 'Manuel'.

Ramírez Marín comprendió que un tema como el de la reconstrucción del estado puede utilizarse para obtener beneficios políticos, sobre todo si se está en un año preelectoral, como es el caso de 2014.

"Yo comprendo el entorno político de Guerrero, que vive un momento preelectoral y por supuesto, ante esta situación brinda una gran oportunidad de volverse abanderado", señaló el funcionario.

Bajo dicha circunstancia, indicó que la Sedatu cuenta con mecanismos que permiten blindarse de cualquier intencionalidad política, principalmente se refirió a la revisión de cada uno de los casos presentados, misma que permite establecer quienes sí resultaron con afectaciones por las precipitaciones de septiembre 2013.

También reconoció que las personas tienen derecho a expresarse, situación que dijo reconocer y más aún, respaldar ampliamente, bajo el argumento de que no pretende dejar de escuchar los reclamos de la población.

Dijo que hay dudas que están ampliamente justificadas, como las que surgen en torno a la calidad de los materiales con los que se levantan las viviendas, mismos que no son los tradicionalmente utilizados para construir en Guerrero, lo que ha propiciado ya muchas reuniones de trabajo.

También dijo que se mantiene abierta la posibilidad de incorporar a gente que resultó afectada por las precipitaciones, pero que por diferentes razones no se le censó en tiempo y forma.

Citó el caso de una colonia del Paraíso, en el municipio de Atoyac.

"Hay habitantes de una colonia que se llama El Mirador, ubicados bajo un talud muy peligroso y me recordaron que yo mismo les sugerí la reubicación, algo de lo que honestamente ya no me acordaba", apuntó.

Se trata de 35 familias que representan la construcción de 35 viviendas adicionales, a las que reconoció que no les puede negar el beneficio, porque el riesgo en el que se encuentran es real.