“No estoy defendiendo nada”, dice Astudillo ante aumentos por ‘gasolinazo’

El gobernador de Guerrero aclaró que no impedirá el derecho a movilizarse de nadie, pero llamó a cuidar que no haya excesos en las protestas.
El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo que esperará a conocer a detalle los pormenores de la decisión de aumentar la gasolina y fijar su posición respecto.
El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo que esperará a conocer a detalle los pormenores de la decisión de aumentar la gasolina y fijar su posición respecto. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

El gobernador Héctor Astudillo Flores aclaró que no está defendiendo nada en torno a los incrementos derivados del 'gasolinazo', también precisó que no impedirá el derecho a la manifestación de nadie, llamó a cuidar que no haya excesos durante las protestas.

TE RECOMENDAMOS: Marchan contra 'gasolinazo' en Chilpancingo

En la residencia oficial Casa Guerrero, el jefe del Ejecutivo local manifestó que la tarde-noche del viernes sostendría una reunión de trabajo con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para escuchar los razonamientos que tiene ante la contingencia que se enfrenta actualmente.

Admitió que el momento por el que se atraviesa es difícil, ya que "nadie aplaude el aumento a la gasolina que se está dando".

Recordó que en el caso de Guerrero ha sido muy complicado establecer equilibrios para mantener la gobernabilidad, principalmente cuando se arrastran temas como el de la violencia y la crispación social.

"El tema sin duda cimbra a Guerrero y cimbra al país", apuntó.

La jornada del viernes el gobernador fue informado sobre una protesta en San Luis Acatlán, región de la Costa Chica que fue encabezada por el presidente municipal, con el que se comunicó para conocer los detalles de la movilización.

"El alcalde me explicó como estaban las cosas y yo lo comprendo; no le hablé para decirle que no lo hiciera", precisó.

Hasta el momento, el único saqueo registrado es el de San Luis San Pedro, en la región de la Costa Grande y fuera de ese asunto, lo que se tuvo en la noche fueron falsas alertas.

Insistió en que su trabajo consiste en evitar que se pierda la tranquilidad social, que sin restringir estado de derecho.

Admitió: "Entiendo perfectamente el rechazo al tema de la gasolina, por supuesto que no es un asunto grato para nadie. Ningún gobernante en su sano juicio podría pensar que es algo grato, pues se trata de una medida históricamente fuerte".

Consideró necesario conocer a detalle y con mucha serenidad cuales son los pormenores de la medida y precisó: "No es un asunto que yo lo esté defendiendo, me parece que mi posición muy concreta, clara y objetiva, es de que se tiene que conocer más a fondo el asunto".

Explicó que esperó el momento adecuado para fijar posición, para no actuar de manera apresurada en un tema que resulta muy delicado para el país.

También dijo que a partir de la contingencia se deben realizar acciones orquestadas por el gobierno federal y del estado, en la certeza de que las cosas no pueden quedar como están, porque la sociedad está inquieta.

Si bien dijo que no pretende prohibir las movilizaciones, también pidió a la sociedad que tenga el cuidado de no caer en el juego de grupos que pretenden generar inestabilidad social y violencia.

Mercado interno y austeridad

En el encuentro con medios de comunicación, el gobernador destacó que para generar movimiento en la economía local, los proyectos de obra pública se otorgarán principalmente a las empresas locales, para que la derrama económica que generen las acciones de gobierno se quede en la entidad.

Ese tipo de acciones ya comenzaron en 2016, lo que en su momento fue reconocido por las empresas locales, situación que fomentó el mercado interno.


MMR