En caso de descuentos ya fui claro: gobernador de Guerrero

Rogelio Ortega dijo que realizará la parte administrativa para procesar la petición de la SEP, pero agregó que no hay que agraviar a quienes fueron a trabajar y encontraron la escuela cerrada.
El gobernador Rogelio Ortega realizó un recorrido por el Acabus.
El gobernador Rogelio Ortega realizó un recorrido por el Acabus. (Twitter)

Acapulco

El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, desestimó el llamado del secretario de Educación, Aurelio Nuño, para aplicar descuentos a los maestros que pararon labores el pasado 12 de octubre.

"Yo declaré, y mi posición es que solicitaría al secretario de Educación, al maestro Aurelio Nuño, de manera muy respetuosa, y muy comedida que considerara que en esta ocasión tratándose de una movilización con saldo blanco y sin complicaciones que pudiera no hacerse ese descuento del día 12 de octubre al magisterio de Guerrero, lo hemos conversado.

"La posición de Nuño, es que se aplique el descuento, y lo que nosotros vamos a hacer es hacer el procedimiento administrativo, de manera que las autoridades correspondientes en este caso los directores y supervisores puedan procesar esta petición de la SEP", dijo el gobernador Ortega Martínez.

-¿Se les aplicarán los descuentos?, se le cuestionó.

-La parte administrativa que corresponda lo haremos nosotros.

-¿Se aplicarán los descuentos, tiene que dar el visto bueno de si asistieron a clases o no?, se le insistió.

-Yo lo declaré desde que empezó este tema, que se generó una polémica innecesaria. En paro a mí me reportan cuatro escuelas de Chilpancingo y seis de Acapulco, nada más.

Luego habría que considerar, esa es la parte que veo difícil, quienes al llegar a su escuela se encuentra cerrada con voluntad y determinación de trabajar, y que se retiran, ¿procede para estar personas el descuento? No fue decisión de ellos que la escuela se cerrara, entonces tenemos que ser muy rigurosos para no generar agravios innecesarios.

El gobernador hizo estas declaraciones durante un recorrido en el Acabus, el cual, dijo entraría en operaciones a más tardar en el mes de enero, pues sería el "plazo óptimo", aunque no descartó que pudiera ser hasta febrero de 2016.

"Es un primer recorrido de prueba, en un autobús de Dina para estar, ya en la etapa de la recta final, del compromiso que nosotros como gobierno emergente tuvimos con el pueblo de Guerrero.

"Macro túnel que tenía cinco grandes problemas desde lo jurídico, el impacto ambiental, y pudimos resolverlo, hay un tema de litigio todavía con los ejidatarios de Cayaco, pero es favorable para el gobierno estatal, afortunadamente en los acuerdos con las empresas constructoras para que los trabajos continuaran y no se detuviera la obra a punto de culminar en la fase que a nosotros nos correspondió, y dejaremos muy avanzado este proyecto", dijo.