• Regístrate
Estás leyendo: "No faltan estacionamientos, sobran autos"
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 04:57 Hoy

"No faltan estacionamientos, sobran autos"

Elías Agüero, integrante del colectivo Moreleando, aseguró que hay que realizar un cambio en la mentalidad, pues la gente cree que el dueño de la calle es el carro, cuando lo son los peatones.

Publicidad
Publicidad

Cecilia Rojas

Los chamacos de "Moreleando" causaron una revolución en La Laguna y su activismo ha destacado a niveles incluso internacionales, al abrir espacios para los peatones al momento de literalmente tomar una emblemática calle de La Laguna: la Morelos.

Comenzaron en respuesta al miedo en un momento en el que era casi imposible salir a la calle de esta región, por el miedo a encontrarse de pronto en medio de un fuego cruzado.[OBJECT]

"Creo que sería el sembrar semillas de un cambio cultural que se necesita en la ciudad. Vengo de una reunión y un arquitecto de edad decía que el problema del centro es que no hay estacionamientos", comenta Elías Agüero, integrante del colectivo.

Al argumento del arquitecto, otro arquitecto joven respondió que a fin de cuentas es lo contrario, no con esas palabras pero es cierto: no faltan estacionamientos, sobran autos.

Señala Agüero que hay una faceta del caminar, que es el económico, pues las ciudades con más dinero, tienen más personas que caminan. ¿A quién no se le antojan las cosas que se ven en los aparadores?

Moreleando de hecho es un espacio donde la gente se la pasa caminando, en patines, patinetas o en bici y hay comerciantes que ofertan artículos diversos que son de calidad y económicos.

"Podemos pensar, a ver es el día sin auto, qué podemos hacer, no sé, irnos en cuatro coches en vez de en 40".

"O pedir que los transportes sean mejores. ¿Cómo podemos hacer este cambio cultural para darle descanso a la tierra y convivir con más gente?".

Y bueno, el camión de ruta cuesta nueve pesos. Un taxi cobra al menos 20 pesos según a donde vaya uno.

Señala Elías Agüero que en las discusiones por los precios del transporte se dan entre autoridades y dueños de los vehículos y nunca interviene el usuario.

En algún momento determinado, el coche fue la alternativa ante la inseguridad, por que los asaltos, agresiones sexuales y otros tantos delitos, también se daban en camiones y taxis.

La cosa es que no hay un transporte público eficaz. No son cómodos, están viejos muchos de ellos, los choferes son groseros y manejan horrible y también generan accidentes. Aunque hay honrosas excepciones.

Elías tenía una camioneta muy coqueta, tipo Jeep. La vendió hace tiempo y desde entonces es peatón. Andar a pie implica ciertas cosas que son difíciles de confrontar. De hecho, Elías se ha enfrentado un par de veces a automovilistas.

"Les digo que disponen de el 80% del espacio y que yo tengo el 20 o menos. Yo peso 75 kilos y ellos traen una unidad de más de una tonelada. Esa vez se bajó el conductor, pero le hablé bien". El chofer se quedó sobre la cebra peatonal.

Tristemente, priva aún la idea de que tener un carro, así sea el más rascuache, es como un ascenso en la escala, viva uno donde viva, ya hay un salto social. Son paradigmas a cambiar pero no se puede de forma independiente y sí colectivamente.

"También es conflicto de intereses, imagínate a las grandes compañías de carros. Creo que es un tema global y es parte de este cambio de conciencia que tenemos que dar, de forma gradual y lenta, contrario a la forma en la que la perdimos".

La labor es cambiar esta mentalidad de que el carro es el dueño. Podemos verlos estacionados en banquetas y espacios donde no deben, manejar a velocidades excesivas sin medir consecuencias, y propiciar que la gente se sienta "más" que el que va a pata.

Por que así es, si uno camina, en el mejor de los casos no le dicen nada y los choferes toman las cebras, o le dicen jodido, y en los peores, le avientan el carro al peatón y hasta los pueden llegar a matar. Las fuerzas son absolutamente desiguales.[OBJECT]

"Siento que las autoridades están en una burbuja donde no quieren ni pueden darse cuenta de lo que vive la ciudadanía", dice Elías.

Si lo hicieran, si un día caminaran por la Hidalgo, la Morelos y así como ayudan a equipos de fútbol, se darían cuenta de lo primordial que es brindar apoyos para evitar accidentes que ya han ocurrido.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.