Reforzarán vigilancia en 80 escuelas de Chilpancingo

Luego de la desaparición de dos niños en el municipio, el alcalde Marco Antonio Leyva dijo que instalarán bases operativas en diferentes puntos de la ciudad para generar más condiciones de seguridad.
El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, solicitó que se intensifique la vigilancia en 80 planteles educativos.
El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, solicitó que se intensifique la vigilancia en 80 planteles educativos. (Tomada de @Auditoriagro)

Chilpancingo, Guerrero

El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, solicitó que se intensifique la vigilancia en 80 planteles educativos de la ciudad para evitar más casos de desapariciones como las de los niños Andrés Santiago y Enrique Emiliano Gómez Goldsmitch.

Los niños, de 6 y 8 años de edad, desaparecieron desde la mañana del 8 de octubre junto con su nana, Daysi Lizbeth Lucatero, en las inmediaciones de la primaria Primer Congreso de Anáhuac.

El alcalde Leyva Mena lamentó los hechos y dijo que ayer se comunicó con la mamá de los menores, a quien le manifestó su solidaridad y le informó que su administración ya trabaja en la búsqueda.

Dijo que ya se reunió con el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), y con el secretario general de Gobierno a fin de notificar a las autoridades policíacas y militares, para ubicar a los menores completamente sanos.

"Vamos a aplicar códigos Ambar en Chilpancingo, para instalar bases operativas en diferentes puntos de la ciudad y establecer más condiciones de seguridad para nuestros niños", explicó.

Dijo que se enteró de la desaparición de los niños aproximadamente hora y media después de que se registró el hecho, tras lo que se comunicó con las autoridades para tratar de ubicarlos.

Explicó que en todo el municipio hay 140 escuelas primarias, de estas, hay 80 en la cabecera municipal, de ahí que no haya en estos momentos personal suficiente para establecer puestos de vigilancia.

Sin embargo, aseguró que pretende reunirse con todos los directores de planteles educativos, para que informen tanto a las autoridades municipales como a las corporaciones policíacas si ubican algún punto de riesgo.

También pretende poner a consideración la aplicación de programas como Mochila Segura y talleres de capacitación sobre seguridad pública y prevención del delito.