Niños de la sierra de Oaxaca nacen con deformidades

El presidente de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca reconoció que visitadores acuden a las comunidades para identificar las razones y de ser necesario emitirán una recomendación. 

Oaxaca

El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, aceptó que en las regiones de la sierra Sur y la Mixteca, hay niños con deformidades genéticas, características de países como Sudáfrica y Haití, por condiciones de hambruna.

Dijo que brigadas y visitadores del organismo, acuden a las comunidades para identificar las razones y de ser necesario emitir una recomendación al gobierno de Oaxaca, que revierta las condiciones de desigualdad social de los poblados.

El ombudsman aceptó que le preocupan algunas acciones cometidos en contra de la niñez, por parte de particulares, como el caso de la niña triqui que intento ser vendida por sus propios padres, además de la trata de persona.

Dijo que en base a sus diagnósticos e informes, en Oaxaca hay una población infantil que padece graves condiciones de pobreza, “en algunos casos podemos decir que hay casos donde hay niños y niñas sobreviviendo en condición de hambruna, donde los programas aplicadas para erradicar el hambre no han sido eficientes.

“Tenemos niños y niñas muy pequeños radicados en la zona de la Sierra Sur y la Mixteca, con características física y antropométricas parecidas a las que se encuentra en el áfrica, donde vemos un crecimiento anormal del cráneo o una displacía abdominal profunda, o un crecimiento femoral distinto a la talla de crecimiento, lo que nos hace ver que el problema del hambre en Oaxaca es genético”.

Exigió al gobierno federal, estatal y municipal la aplicación de políticas públicas que generen condiciones que evite situaciones perniciosas en agravio de la niñez.

Peimbert Calvo, dijo que la preocupación más alta por problemas de hambruna están situadas en la Sierra Sur, en los municipios de Amoltepec, Yucutindo, Zaninza, Teojomulco  y Zenzontepec y en el caso de la mixteca en Mariscala de Juárez además de en la zona limítrofe con Guerrero.

“Una comunidad indígena con graves problemas de genética por hambre es Chepetlan, donde los niños incluso nacen sin cerebro por falta de alimento y agua en las mujeres embarazadas, son zonas donde la vida humana no puede considerarse digna”.