CEDH Sonora investiga muerte por presunta negligencia médica

El presidente de la CEDH, Raúl Arturo Ramírez, tomó por oficio el caso de la muerte de Constantino Ortiz Rendón, quien murió aparentemente por falta de atención médica.

Hermosillo

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) inició la investigación sobre la muerte de una persona por presunta negligencia médica en el poblado La Atravesada, del municipio de Empalme.

El presidente de la CEDH, Raúl Arturo Ramírez Ramírez, señaló que el organismo tomó por oficio el caso de la muerte de Constantino Ortiz Rendón, quien murió la semana pasa al parecer por una aparente falta de atención médica.

Refirió que derivado de la denuncia pública realizada a través de los medios de comunicación, la CEDH integró el Expediente de Queja Número CEDH/III/33/01/925/2014 a cargo del visitador Julio Maytorena Hernández.

Indicó que en los próximos días podría turnar dicho expediente a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para así llevar a cabo una actuación integral en este caso de presunta negligencia médica.

Ortiz Rendón, originario del estado de Guerrero, falleció el pasado 11 de junio en el hospital de la ciudad de Empalme, a donde fue trasladado luego de que el encargado del centro de salud de “La Atravesada” supuestamente le negó el servicio.

De acuerdo con el dictamen médico Ortiz Rendón falleció por golpe de calor y deshidratación; el paciente acudió al centro de salud de La Atravesada en el que el médico encargado, Hugo Enrique Arellano Arias, al parecer se negó a atenderlo.

El ombudsman refirió que ya se solicitaron los informes de autoridad para esclarecer este acto, en tanto la Oficina Regional de Derechos Humanos en Guaymas (ORDH) realiza las entrevistas e indagatorias al personal médico y familiares de la víctima.

Por su parte, la Secretaría de Salud reiteró que la dependencia investiga a fondo el caso del paciente Ortiz Rendón y por ello las áreas involucradas ya reúnen los documentos correspondientes.

A través de un comunicado de prensa, explicó que se verifican las notas médicas y las condiciones en que se atendió a la persona, pues la política de la Secretaría de Salud es de cero rechazo a quienes soliciten el servicio médico sin importar condición social.

Por su parte, expuso, la Comisión de Arbitraje Médico de Sonora y la Comisión Estatal de Derechos Humanos notificaron a la Secretaría de Salud el inicio de su investigación, puntualizó.