Derechos Humanos de Oaxaca investiga presunta negligencia médica

El ombudsman estatal, Arturo Peimbert, dijo que solicitaron información sobre la muerte de una recién nacida en un hospital rural del municipio de San Pedro Apóstol. 

Oaxaca

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), anunció el inicio una investigación a fondo en la Secretaría de Salud Estatal para identificar a los responsables de la muerte de una menor recién nacida en un hospital rural ubicado en el municipio de San Pedro Apóstol y que pudo tratarse de una negligencia médica.

El titular del organismo Arturo Peimbert, dijo que han solicitado los expedientes médicos tanto los registrados en la clínica rural del poblado, así como del Hospital Regional donde terminó falleciendo el bebé.

Informó que se integró el expediente DDHPO/0270/(01)/OAX/ 2015, donde se está solicitando se ofrezcan medidas cautelares a la madre de la víctima.

Indicó que se han empezado a revisar el caso y al parecer, aunque la madre solicitó atención urgente a su hija, la cual no fue atendida por personal de la clínica hasta seis horas después.

Detalló que debido  a complicaciones en el parto, los médicos a cargo en San Pedro Apóstol Ocotlán optaron por trasladar a la paciente al hospital de San Pablo Huixtepec, donde le practicaron una cesárea que permitió el nacimiento de una niña.

 Sin embargo, la recién nacida tuvo complicaciones en su estado de salud debido a falta de oxígeno, lo que provocó que convulsionara. Al presentar estos síntomas, la niña recién nacida fue trasladada al área pediátrica de la clínica de Huixtepec, en donde falleció.

Peimbert Calvo afirmó que con el fin de investigar posibles violaciones a los derechos humanos de la madre y la niña fallecida, se pidió a la Secretaría de Salud que en un plazo de diez días rinda un informe sobre los hechos.

De la misma manera se solicitó a la Secretaría de Salud indicar cuál fue la causa del fallecimiento de la recién nacida.

Según informes policiales, el 11 de febrero, alrededor de las 23:00 horas, la señora Patricia Berenice Pérez Sánchez tuvo trabajo de parto, es por ello que fue llevada por sus familiares al centro de Salud de San Pedro Apóstol.

Ahí, según los uniformados, las encargadas del área no le dieron importancia a la parturienta, por el contrario, se la pasaron atentas a sus teléfonos celulares, es por ello que fue atendida seis horas después.

Al estar en la sala de expulsión, la señora Berenice tuvo complicaciones, por lo que supuestamente la doctora, enfermera y un guardia le apretaron el vientre a la madre para que expulsara el producto.

Debido a que la cabeza del recién nacido se quedó atorada, una ambulancia tuvo que transportarla al Hospital de San Pablo Huixtepec, Zimatlán, sitio donde le practicaron a la joven una cesárea.

Ya eran alrededor de las 7:00 horas cuando la niña nació, pero desafortunadamente por la falta de oxígeno convulsionó y tuvo serios problemas.

De inmediato la recién nacida, la cual ya no respondía, tuvo que ser llevada de urgencia a la sala de pediatría del Hospital regional de Huxtepec, donde murió.