Pobladores de Naucalpan retienen a extorsionadores

Dos hombres fueron golpeados y atados a un poste del kiosco de la plaza principal de San Francisco Chimalpa.
Pobladores de San Francisco Chimalpa se congregaron en el kiosco de la plaza.
Pobladores de San Francisco Chimalpa se congregaron en el kiosco de la plaza. (Arturo Regalado)

San Francisco Chimalpa

Policías antimotines lanzaron granadas lacrimógenas en contra de una turba de habitantes del poblado de San Francisco Chimalpa, en el municipio de Naucalpan, para rescatar a dos presuntos extorsionadores a quienes intentaron linchar .

El propietario de una tlapalería, ubicada en centro del poblado alertó a los vecinos que dos sujetos de entre 30 y 35 años de edad, intentaron extorsionarlo identificándose como presuntos integrantes del grupo delictivo La Familia Michoacana.


Los colonos hicieron tañer las campas instaladas en viviendas para advertir a los demás vecinos y en cuestión de minutos, los sujetos fueron detenidos y amarrados en el kiosko de la plaza, quienes fueron golpeados y pateados, mientras escuchaban las amenazas: Te vamos a matar para que aprendas. Traigan la gasolina para quemarlos vivos.


Alrededor del mediodía, unos 400 colonos se concentraron en la plaza para atestiguar el castigo a los presuntos extorsionadores. "Si la policía no hace nada nosotros sí", espetaban los colonos enardecidos.

En el proceso de diálogo con los vecinos, la policía municipal convenció a los colonos de entregar a los hombres retenidos, quienes custodiados los subieron a una patrulla.


Pero otro grupo de vecinos se inconformó e impidieron el paso de la patrulla por la carretera libre Naucalpan-Toluca y a golpes y patadas los obligaron a descender del vehículo oficial y para trasladarlos al kiosko, donde los marraron por segunda ocasión. 

¡Que los quemen vivos ¡ vociferaba la turba. Fue justo en ese momento cuando grupos antimotines de la policía estatal y municipal lanzaron granas lacrimógenas para abrirse paso entre la turba y liberar a los presuntos extorsionadores.

A su paso, los colonos lanzaron piedras, botellas y objetos contundentes para impedir que los policías rescataran a los dos sujetos a quienes intentaban linchar.


Los colonos se reagruparon, pero los sujetos ya habían sido liberados de sus ataduras por la policía. Alrededor de las 13:50 horas de la tarde, la policía junto con los presuntos extorsionadores abandonó el poblado, donde un sistema de campanas fue instalado por los vecinos para su autoprotección.

En un escueto comunicado la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), informó, que agentes de las corporaciones policiacas, estatal y municipal trasladaron al Centro de Justicia de Naucalpan a los dos presuntos delincuentes que fueron asegurados por pobladores de la comunidad de San Francisco Chimalpa.

Jorge Jiménez Contreras, comisario de Naucalpan, narró que cuando los presuntos extorsionadores, se encontraban en la patrulla, vecinos cerraron el paso y los bajaron de la patrulla para retenerlos en el kiosco.

Minutos después de que la policía rescató a los dos presuntos extorsionadores de vecinos del poblado de San Francisco Chimalpa, estos decidieron bloquear la carretera libre Naucalpan-Toluca, en exigencia de una mayor seguridad.

Por más de cinco horas, los vecinos mantuvieron cerrada la carretera en espera de que autoridades responsables de seguridad atendieran sus reclamos.