• Regístrate
Estás leyendo: Naturalización de la violencia, aumenta crueldad en crímenes
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 13:34 Hoy

Naturalización de la violencia, aumenta crueldad en crímenes

Especialista advierte que han cambiado perfiles delincuenciales y se requiere contrarrestar el fenómeno con diversas estrategias.

Publicidad
Publicidad

Maricarmen Rello

"Ante la naturalización de la violencia, crece el nivel de crueldad en los crímenes", advirtió el director del Centro de Evaluación e Investigación Psicológica de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Francisco Gutiérrez Rodríguez, al exponer algunas consideraciones sobre la mutilación que sufrieron seis individuos el pasado lunes, a manos de presuntos delincuentes.

"Los perfiles delincuenciales han cambiado drásticamente, incorporando elementos de crueldad inaudita. Hemos pasado de una criminalidad atávica, planificada, a una criminalidad desorganizada... De las narcoejecuciones ahora vemos que hechos como mutilaciones pueden ser por robo, por problemas con los otros donde se recurre ya no solo al tiro de gracia, sino a lacerar, a torturar, lo que únicamente refleja el nivel de descomposición de la criminalidad y de la propia sociedad", apuntó.

El investigador de la UdeG, especialista en psicología forense, comentó que este tipo de criminales 'congelan' toda sensación relacionada con los afectos y las emociones al cometer actos de crueldad para poder seguir adelante, y seguir delinquiendo. Según reportes científicos, algunos criminales refieren un alto grado de ansiedad previa a la comisión del delito, y luego una sensación de relajamiento. Otros más, bloquean y no perciben la crueldad, citó.

Sobre la respuesta de algunas personas, que aplaudieron en redes sociales lo que en principio se informó fue un ajusticiamiento (por 'rateros', trascendió), Gutiérrez señaló que obedece a la "falta de respuestas" ante la percepción de inseguridad. "Lo hemos visto ya en lugares donde la gente ha hecho justicia por su propia mano, en los casos de linchamiento de carteristas, de ladrones, de violadores".

Lamentable sería que el caso sentará un precedente, dijo, por lo que ante la naturalización creciente de la violencia que, resaltó, es evidente en los materiales mediáticos que se consumen hoy, se requiere de una intervención amplia, donde las autoridades "deben trabajar a través de diferentes canales de socialización para alentar a que se tome distancia del hecho criminal y sea motivo de reflexión familiar: qué pasa con las drogas, cómo prevenir o actuar ante conductas de riesgo de niños y jóvenes, cuáles son las señales de alerta".

La suma de todos los sectores sociales, añadió, es clave para que los programas de prevención del delito tengan impacto.

Y finalmente, las víctimas y sus familiares también requerirán de soporte psicológico y apoyo para afrontar el posible estigma y una doble victimización.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.