Municipios veracruzanos, del desfalco al colapso

La mayoría de las alcaldías de Veracruz están paralizadas por la falta de recursos. De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación el faltante asciende a 35 mil millones de pesos.

Veracruz

Veracruz fue saqueado durante años y hoy el estado está colapsado. Los 212 municipios están en quiebra porque Javier Duarte y su gobierno los dejaron sin un peso durante tres meses. Dinero proveniente de la Federación y que solo tenían que repartir. A la fecha, la actual administración interina de Flavino Ríos les adeuda más de 3 mil millones de pesos.

Ser alcalde hoy en Veracruz significa no tener recursos para pagar la nómina de sus empleados. También implica tener que despedir trabajadores, y en algunos casos los ayuntamientos están cerrados. No hay trámites para la población: actas de nacimiento, matrimonio o defunción.

En algunos otros casos, la Policía Municipal ha parado por días y también se ha dejado de recoger la basura, porque tampoco hay dinero para la gasolina de las patrullas o para los camiones de limpia.

Menos hay para liquidar a contratistas y proveedores que han parado obras y servicios en los municipios que ahora están endeudados con esas empresas, las que incluso ya amagan con demandas.

Y qué decir de los reclamos de los pobladores por la falta de servicios...

La mayoría de los municipios está padeciendo actualmente estos problemas por la falta de recursos, pero hay otros donde la crisis es aún mayor. Por ejemplo, ha dejado a comunidades enteras en la montaña con una madera como único paso para la zona urbana, o a personas que viven en la sierra de Veracruz con casas a medio construir.

Pero la protesta que hicieron los alcaldes no es la única en el estado: maestros, médicos, taxistas, jubilados y deportistas se alternan los días para marchar.

Proveedores y contratistas del actual gobierno también alzan la voz. Transportistas bloquean la entrada a la capital. Niños toman clase en las calles de Xalapa, frente al Palacio de Gobierno, donde también se manifiestan trabajadores del Poder Judicial, y justo ahí Antorcha Campesina mantiene un plantón... Todos exigen sus pagos.

Hoy, esto es Veracruz, el estado que dejaron desfalcado Duarte y sus cómplices...

***

Coscomatepec se ubica en la región de la montaña de Veracruz, a más de dos horas de distancia de Xalapa, la capital del estado. En su mayoría, se trata de un municipio rural que cuenta con casi 50 mil habitantes.

A la fecha, el gobierno estatal le adeuda más de 35 millones de pesos. Cosco, como lo llaman los habitantes, es de los tantos municipios que dependen al ciento por ciento de los recursos federales.

En agosto, la tormenta Earl destruyó el único camino que une a la zona rural con la urbana. El municipio, a cargo de Miguel Ángel Sánchez, reconstruiría esta y otras obras con el dinero que Duarte nunca les entregó... Por si fuera poco, el gobierno de Veracruz tampoco pagó el seguro por desastres naturales.

Los propios pobladores tuvieron que adaptar unas maderas como paso provisional para comunicar a 10 comunidades, aproximadamente a 25 mil habitantes. Han pasado ya dos meses de eso. Ser un municipio gobernado por el mismo partido que postuló a Duarte no ayudó mucho.

"Nos hace mucha falta un puente. Ahorita nos funciona éste, pero cuando vengan las épocas de lluvias el río se lo va a llevar otra vez... Si no tenemos este paso, este puente, no hay comunicación para ningún lado del municipio", explicó José Juan de la Luz, habitante de Tetlaxco.

***

Xico está ubicado en la zona centro de Veracruz. A menos de una hora de distancia de Xalapa. A pesar de que fue nombrado Pueblo Mágico desde hace cinco años, el municipio depende 90 por ciento de recursos federales. Desde hace tres meses no les dan un quinto y adeuda más de 25 millones de pesos.

Esto ha detenido 10 obras, pero en particular una es la que provocó el enojo del alcalde perredista, Lorenzo Pozos, durante una reunión con el gobernador interino, Flavino Ríos, y que no desaprovechó en recriminar...

"Por primera vez en 50 años íbamos a ampliar y remodelar el centro de salud, y que usted conoce, y que está de la chingada... y ahora tenía la oportunidad de hacer la primera etapa, pero el gobernador ratero que ya se fue, se fregó todos los recursos".

Xico tiene 35 mil habitantes y solo un centro de salud, pero ese no es el único problema: el municipio no cuenta con servicios de emergencia, pero, de forma gratuita, traslada a los pacientes a Xalapa, donde se encuentra el hospital más cercano.

El ayuntamiento perredista ya no puede costear esto, pues solo por concepto de gasolina tiene una deuda por 300 mil pesos.

"Ahora ya se tendrá que pedir a la gente que apoye con el combustible. Se le puede ofrecer la ambulancia, es del pueblo y la gente lo sabe, tenemos un paramédico y un operador del vehículo, pero no tenemos para la gasolina", reveló Guillermo Ramírez, director de Protección Civil municipal.

***

Acajete es uno de los municipios con mayor pobreza en Veracruz, apenas cuenta 10 mil habitantes. Solo 1 por ciento es zona urbana, el resto es sierra y llanura, algunas comunidades incluso todavía hablan lenguas indígenas. La población que vive en esas condiciones fue la más afectada por el dinero que Duarte y sus cómplices no entregaron.

El actual gobierno le debe al ayuntamiento panista más de 8 millones de pesos, el cual tuvo que suspender la construcción de casas en la sierra, cuyo programa se desarrolla con la mitad de recursos provenientes del gobierno federal, y el resto por parte del municipio.

"Tenemos las casas ya iniciadas, pero detuvimos las obras, no podemos seguir porque no tenemos el recurso", detalló el alcalde Ranulfo Hernández, cuyo palacio municipal cerró en protesta por esta situación el lunes y martes de la semana pasada.

Este desfalco ha orillado también a algunos alcaldes a salir a las calles y explicarles a sus pobladores este incumplimiento de obras y servicios, pues en algunos casos se está corriendo el riesgo de que la policía no labore o que ya no se recoja la basura en los municipios.

Tal es el caso de La Antigua, municipio costero ubicado a una hora de distancia de la capital del estado, y que cuenta con 25 mil habitantes. El gobierno de Veracruz les adeuda 16 millones de pesos.

—Sé que están muy molestos porque la obra se detuvo, ustedes saben la situación que estamos padeciendo. No hemos recibido los recursos del gobierno del estado —le dice el alcalde Felipe de Jesús Fabián a un vecino que se acerca; mientras recorre una obra inconclusa de pavimentación en una de las colonias populares.

—Téngame paciencia, estoy luchando allá en el gobierno del estado para que cumplan con su compromiso — promete el panista a otra señora que echa agua al piso para que "se levante lo menos el polvo"...

Hoy, esto es ser alcalde en Veracruz, el estado que dejaron desfalcado Duarte y sus cómplices...