Foto multas buscan prevenir accidentes en Oaxaca

El presidente municipal, Javier Villacaña, dijo que existe una campaña “negra” para evitar las sanciones, las cuales, recordó, no se han subido desde hace 30 años. 
El presidente municipal de Oaxaca.
El presidente municipal de Oaxaca. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El presidente municipal de la Ciudad de Oaxaca, Javier Villacaña, reprochó la “campaña negra” que se ha desplegado por parte de algunos actores políticos en contra del programa de la foto multa que solo tienen el objetivo de inhibir el número de accidentes cometidos a exceso de velocidad e impedir la instalación masiva de topes en las calles.

Rechazó también que haya un aumento en el cobro de multas por manejar a excesos de velocidad “se sigue aplicando la misma tarifa de hace 30 años, la única variante es que ya no hacer valer la multad un policía vial si no un dispositivo robótico de telemetría”.

Dijo que si hubiera una inconformidad generalizada contra la medida, no dudaría en someterlo a revisión del cabildo para revisar la acción en su caso eliminarla, pero argumento hemos encontrado un gran apoyo popular al esquema.

El munícipe advirtió que solo hay intereses políticos y actitud malsanas detrás de tal campaña negra  que solo busca quejas y reclamos ante una estrategia inteligente para crear una nueva cultura vial en la Ciudad.

“Oaxaca tiene una falta de cultural vial generalizada, donde se respeta ni los límites de velocidad, mucho menos los sitios de estacionamiento o las señalizaciones viales”.

Dijo que la iniciativa de la foto multa solo busca recuperar los valores viales, ya que en determinadas vialidades no se respeta los límites de velocidad.

“Los límites de velocidad están regulados en el reglamento de tránsito y busque que no se rebase los 40 kilómetros por hora máximo en zona urbana y 20 kilómetros por hora en áreas escolares”, pero nadie los respeta”.

El munícipe afirmó que no se busca que con las medidas aplicadas la ciudad de Oaxaca se vuelva ciudad “tortuga”, sino que se valiera una tolerancia a manejar a 40 kilómetros por hora en estos 15 kilómetros cuadrados de zonas vulnerables.

“No buscamos paralizar la vialidad, sino poner orden, por que hemos identificado que hay un gran número de accidentes viales generados por no respetar los límites de velocidad y lo que tratamos es de sancionar a los infractores para bajar las cifras negras”.

Detallo que la multa mínima por exceder el exceso de velocidad será de 830 pesos y la máxima de mil 570 pesos.

Afirmo también que no hay inflexibilidad, ya que si el infractor paga en lo inmediato su multa se le descontara el 50 por cierto, advirtiendo que si hay reincidencia se cobra cargos moratorios.

Villacaña, también rechazo que haya falta de transparencia en el esquema administrativo de la foto multa.

“Es claro a pesar de que la empresa que lo opera alcanzo su operación mediante un esquema de concesión restringida, ya que se trato de una empresa especializada que ofrece un servicio de calidad.

De 5 empresas que nos presentaron sus propuestas escogimos la que mejor prestaciones otorgo al ayuntamiento por la aplicación de las multas, además de que tenias los equipos más modernos en materia tecnológica se refiere”.

Dejo claro que no debe haber suspicacias de ningún tipo por que la empresa concesionaria se encarga de todo, solo cobra 170 pesos por cada multa cobrada.

Con respecto al tema de los parquímetros, el munícipe afirmó que esta medida está descartada, aunque se hará valer medidas de apremio para sancionar la doble fila o el estacionamiento en zona prohibida.